martes, 24 de mayo de 2022

Carne con tomate

 Cocinar carne en tomate y acordarme de fiambreras y días de campo o playa es todo uno. Estoy en la edad de la rememoración y siendo esta buena, la dejo volar a su antojo. Cuando era pequeña había fechas concretas, fiestas locales o verano, en que la tortilla de patatas y la carne con tomate estaban garantizadas; cuando mi madre y mi abuela se perdían en la cocina con los preparativos, la cosa prometía. Y es que al día siguiente bien temprano comenzaba una jornada de disfrute total. He continuado la costumbre con mis hijos y aunque ya son mayores, siguen esperando estas excursiones con la misma alegría de pequeños. Ahora me toca preparar a mi, pero no me importa porque la ocasión siempre lo merece.
La receta de hoy no la había subido aún, pero no puede faltar en mi blog, es la más básica, no lleva ninguna verdura, ni especie, la que aprendí y nos gusta a todos, no hay motivo para modificarla. Si es de vuestro agrado y os trae bonitos recuerdos también, espero que me los contéis.



Ingredientes:
-660 g de carne de cerdo (mejor que tenga algo de veta de grasa)
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-500 g de tomate triturado
-1 vaso de vino blanco
-Aceite y sal



Preparación:
Recomendar la carne con algo de grasita, cabeza o lomo de dos colores, es porque siempre queda más jugosa, pero se puede hacer perfectamente con lomo u otra carne. 
Ponemos una sartén con un fondo de aceite al fuego, cuando esté caliente rehogamos la carne en trozos del mismo tamaño, más o menos. Añadimos la cebolla y los ajos, pelados y picados. Cuando se tornen transparentes, ponemos el tomate triturado, yo lo puse de lata, pero puede ser tomate natural en trocitos o rallado. Sazonamos. Cubrimos con la tapadera dejando aberturas laterales, o sea inclinada, creo que me entendéis. Por último vertemos el vino. Cocinamos a fuego bajo hasta que la carne esté tierna. No tiene más misterio.



Compartir:

22 comentarios:

  1. Cuando un plato gusta tanto hay que repetirlos muchas veces y tenerlo en el blog para que no se olvide y más personas puedan disfrutarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Benditos sean estos platos que nos reconfortan cuerpo y alma, nos transportan a días pasados de felicidad infinita, y que gracias a Dios, podemos disfrutar con los nuestros con poquito esfuerzo, solo es cuestión de ponerle un poquito de mimo y paciencia, a un riquísimo guiso que con lo mínimo hace un todo, delicioso.
    Ya sabes que yo soy de la misma opinión, cuando el menos es más funciona, para qué complicarnos la vida.
    La carne con tomate también me recuerda a mi madre y mi abuela, pero no era un guiso de tartera y día de excursión, la tortilla si, por supuesto imprescindible, Jajajaja…
    Besos guapísima, que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  3. So delicious, healthy and packed full of flavours!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta eso de la edad de la rememoración, yo también ando en ella y además el blog me ayuda aún más a recordar, que con mi mala memoria no me viene mal. Las tarteras en casa de mi madre eran de tortilla de patatas, ensalada y filetes de ternera rebozados o merluza a la romana y son platos que tengo muy asociados a un día de campo. La carne con tomate la cocinaba poco, cosa rara porque a todos nos gustaba el tomate, supongo que no tenía costumbre y yo tampoco, de soltera la cocinaba algo pero ahora nunca porque a mi pareja no le gusta el tomate y por más que lo intento no consigo que se aficione a él. Lástima, porque tu guiso promete estar muy rico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola. Pues también a mí me trae recuerdos de antaño leer esta entrada ya que en mis tiempos jóvenes 😂😂, este plato era uno de los que mi madre preparaba cuando nos íbamos a pasar el domingo a las alamedas del Genil, había por entonces un tranvía que seguía el curso del río y en su última parada era el momento de buscar el lugar adecuado para pasar la jornada junto con otras familias, la nevera era el agua del río 😂😂. Tiempos aquellos, como dice la letra de una zarzuela, y no de marisco 😂😂.
    Este plato es todo un homenaje a la cocina de nuestras madres y abuelas que con tanto desvelo procuraban que no nos faltara de nada aún estando en tiempos de escasez.
    Una delicia de plato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Lola: riquísimo plato que traes hoy. A mi marido le encanta y se lo hago algunas veces. Curiosamente es muy típico en toda la región de Murcia, donde lo llaman "magras con tomate", y lo suelen servir como tapa o ración en casi todos los sitios de cocina casera o tradicional. Cuando estamos por aquella zona, mi media naranja siempre lo pide. Es todo un experto catador de magra con tomate jajaja. Y seguro que con tu plato se chuparía los dedos. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Lola,
    pues el recuerdo que me trae a mí es que embarazada de mi hijo me dio por comer carne con tomate, que en realidad lo que mi cuerpo pedía era tomate. Cuando llegaba del trabajo me abría los botes de tomate frito, lo calentaba en el micro y a mojar pan como una tonta jeje
    Es un plato que no necesita añadirle nada más, ni especias ni verduras. Tal cual lo has hecho me encanta.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Lola!! ¡Pero qué rico! A mí también me recuerda esta receta cuando era más jovencilla. Mi madre también la hacía y me gustaba cuando hacía esta más que la carne con pisto, pues con lo tiquismiquis que era, no me gustaba el pimiento y tenía que ir retirando todo, vamos que daba asco verme comer, ja, ja. Sin embargo, esta receta, con carne, sí, pero con tomate frito casero, me estaba mucho más rico y es que era para comer "todo para adentro", sin tener que apartar cosas que no me gustaban. Pienso como tú, si está bueno y funciona, mejor no cambiar nada. Era una receta ideal para llevar al campo o tener preparada para cuando eran fiestas y llegar a casa y tener la comida preparada. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lola , que tiempos aquellos ... donde no faltaba ni la tortilla de patatas los pimientos y esa carne con tomate ,una carne muy sencilla, pero que rica ! ya solo falta la barra de pan y listo
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Lola asi es como se ha echo siempre en mi casa y que rica esta , besitos

    ResponderEliminar
  11. Ayyy!! Lola que recuerdos me traen este guiso, las fiambreras se llenaban de filetes empanados,tortilla y ensalada campera, este guiso con tomate lo comíamos mucho cuando se iba a la hierba se tiraba el mantel en el prao y colocando la comida nos poníamos alrededor y a comer los niños bebiamos
    agua fresca de aquellos botijos y los mayores el vino de los porrones.. recuerdo con añoranza esos tiempos . Me gusta tu plato creo que se sabe no? Jajaja. Besinos wapa

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la receta, Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  13. Según tú no tiene misterio, pero lo cierto es que está exquisita.
    Un plato que se puede hacer de un día para otro y sigue estando igual de bueno, por otra parte, no tiene complicación para hacerlo y a mí, sobre todo en verano, me va a solucionar las cenas de mis nietos. Agradecida por recordarme esta receta que tenía olvidada, hace mucho tiempo que no la hago.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  14. Sin lugar a dudas la preparare es i plato predilecto la carne y la salsa de tomate
    Gracias querida

    ResponderEliminar
  15. Está claro que las recetas simples, las de siempre, son las mejores, y a la vista está Lola.
    A quién puede no traerle buenos recuerdos una carne con tomate?! creo que pocas casas serán las que no hayan tenido este plato en la mesa alguna vez.
    Nosotros para las excursiones éramos más de tortilla y filetes empanados, pero el día que había carne con tomate en la mesa y patatas fritas era una fiesta!
    Un abrazo enorme y feliz día.

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola, umm esta receta me trae bonitos recuerdos, mi suegra la preparaba cuando mi marido y yo aun éramos novios y de eso hace ya 30 y tantos años, me sabia a manjar de dioses.
    Y como mojábamos pan en esa salsita.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Lola, también me encuento en esa "edad de la rememoración" (me ha encantado la frase) y también me dejo llevar por recuerdos que me vienen a la cabeza cuando se me cruza por la cabeza algún ingrediente o alguna receta. Es una forma de viajar al pasado... Tu receta, una vez más, también me transporta a casa, a esos sabores de la niñez, así que qué te puedo decir más que me encanta tu receta

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  18. Mi piace molto così con tanto sugo, molto gustosa la carne!!!

    ResponderEliminar
  19. Lola, este plato me recuerda a casa, a las recetas de toda la vida que hacía mi madre y que tenían un aspecto tan bueno como el tuyo...que delicia, perfecto para untar pan. Riquísimo.
    Besos

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  20. Clasicazo de los buenos. Pero es que todas las recetas de casa son de las "buenas" ¿verdad? y si además va acompañado de recuerdos de días festivos de excursión y/o playa ¡no puede ser mejor! Reconozco que a mí me gusta pero sólo si es casera y se consume en casa. La carne en salsa de los bares intento evitarla porque soy muy mía para cómo se limpia la carne, que no tenga venas, grasa, tendones... y me conozco si me adentro en territorio "desconocido" ja ja ja Eso sí, la tuya, con los ojitos cerrados me la comía ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  21. Lola, no he podido venir antes. De trabajo hasta arriba por una campaña muy importante que tenía que tener los 10 sentidos ahí.
    Es uno de mis platos favoritos y lo hago solo desde hace unos años, me lo enseñó una amiga andaluza que cocina como los ángeles. En casa les encanta y si encima hago patatas fritas cortadas gruesas ya es el sumum.
    Me encanta como te ha quedado y es verdad que a veces recetas habituales no las ponemos en el blog, yo croe que es que no nos acordamos de todos los cientos de recetas que ya hemos escrito.
    Muy buen receta y los novatos seguro que lo agradecen, pobre,... no solo de pan vive el hombre.
    Muchos besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  22. A mi también me trae muchos recuerdos esta receta, lo que me recuerda que hace mucho que no la hago con lo que nos gusta. Gracias por traerla de nuevo a mi memoria.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar