martes, 14 de mayo de 2019

Magdalenas de jamón y tomates secos

He querido repetir estas magdalenas, que fueron una de mis primeras publicaciones en el blog (aquí) con alguna variación, ya que se adaptan perfectamente a cantidad de ingredientes. Las utilizo de acompañamiento en algunas ocasiones, casi en sustitución del pan, si bien pueden ser un aperitivo excelente; ahora que llega el buen tiempo y comienzan la comidas y cenas al aire libre, es el momento en que las saco, principalmente cuando se trata de barbacoas. Suponen un problema también porque empiezan a comer por ellas y el asado que prepare es lo que sobra, aunque en su defensa diré que suelen gustar a todo el mundo. Hace unos años (pocos) no se me hubiera ocurrido hacer unas magdalenas saladas, con lo ricas que están en dulce!, pero como lo cortés no quita lo valiente, ambas pueden convivir perfectamente en distintos momentos del día; ya sabemos que después de lo salado apetece lo dulce ¿o no? Pues hoy tocan la mar de saladas. No os preocupéis que el próximo post será la mar de dulce.



Ingredientes:

-1 cebolla
-2 huevos
-1 vaso de leche
-300 g de harina
-1 sobre de levadura
-100 g de jamón serrano en taquitos pequeños
-10 tomates secos
-Aceite, sal y pimienta
-150 g de queso rallado para gratinar (yo puse mezcla de cuatro quesos)



Preparación:

Se pica la cebolla menuda y se rehoga a fuego lento en un fondo de aceite hasta que quede bien pochada. Se pican los tomates secos pequeñitos. En un cuenco se ponen los huevos enteros y se baten, se añade la leche, la harina tamizada con la levadura, el jamón serrano, los tomates secos picados, la cebolla frita con el aceite, sal y pimienta. Las cápsulas que hayamos preparado se meten dentro de unas flaneras de aluminio, o moldes preparados para ello, con el fin de que la magdalena suba hacia arriba y no se expanda a lo ancho. Llenamos las cápsulas a un tercio de su capacidad y cuando las tengamos todas, espolvoreamos un montoncito de queso rallado por encima de cada una. Colocamos en una bandeja de horno y las cocinamos unos treinta minutos a 180 grados en horno precalentado, arriba y abajo. No os olvidéis hacer la prueba del palillo al sacarlas.


Compartir:

26 comentarios:

  1. Una receta muy interesante y muy apetitosa, un beset

    ResponderEliminar
  2. Pues tengo ganas de preparar magdalenas saladas...y viendo éstas me apetece aún más. Saludos

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. No es que las haga mucho, pero cuando las hago triunfan y además podemos variar los ingredientes para conseguir distintos sabores. Te han quedado de cine!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La combinación de jamón con tomates secos me gusta bastante, lo suelo comer en pizza o incluso en hamburguesas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nunca he hecho magdalenas saladas y mira que me tienta la idea pero no he dado, aún ese paso.
    Me guardo tu receta y como bien dices ahora en verano con cenas en la terraza las probaré.
    Se ven riquisimas, que ganas de probarlas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. yo las hago de bacon y queso y gustan mucho ahora voy a añadir a mi surtido estas tuyas que tienen que estar bien buenas
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Lola tus magdalenas invitan a esa cervecita fresquita de mediodía, se ven fabulosas y siendo yo más de salado que de dulce, me comería con gusto un par de ellas ahora mismito, jejejeje.
    Yo confieso que tengo una frustración con este tipo de magdalenas saladas, la única vez que intenté hacerlas, me salieron espectaculares, cuando las saqué del horno, aquello era maravilloso, pero cuando volví al rato, mientras esperaba para desmoldarlas, cual fue mi sorpresa, habían bajado como la espuma, ¡Qué desilusión! Aunque estaban riquísimos, no tenían el aspecto que yo pretendía, pero las publiqué, como pastelitos de verduras, los tienes en mis Tortillas, por si quieres verlos porque son dignos de admiración , Jajajaja. Qué horror, yo que soy tan perfeccionista, voy y me meto a inventar sin tan siquiera haber mirado una receta, solo viendo cuatro fotos en Pinterest, pensé que aquello estaba chupado, Jajajaja, me parto con mis desmesuras, Jajajaja. El caso fue que a aquel amago de magdalenas, le faltaba algo consistente, por ejemplo harina, o patatas, ya que quería que fueran similar a una Tortilla individual, pero no hija, no, son esas meteduras de pata que comete una sin pensar, y aunque nos supieron a gloria, porque lo estaban, no fue la mejor experiencia gastronómica de mi vida, Jajajaja. A ver si se me pasa el berrinche, y con tu receta, por fin me quito esa espinita que aún me queda, Jajajaja.
    Besos, me llevo uno o dos para el café.

    ResponderEliminar
  8. Lola para mi son muy novedosa , no se me hubiera ocurrido , tienen que estar riquisima ya me pica la curiosidad jajaja besitos

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Lola!! Ya ha llovido desde esas primeras magdalenas saladas, pero aún así la pinta ya era fantástica, al igual que estas. Que porque el título ya he leído que eran saldas, pero tienen una pinta tan estupenda, con copete y todo que me parecen dulces visualmente. A mí me parece una idea estupenda, como aperitivo, riquísimas. Yo hago lo mismo, me pongo tibia con los aperitivos y luego, a ver quién se come el asado, ja, ja. Pero es que me encanta comer así, picoteando de aquí y de allá, y bueno, es algo que hacemos ocasionalmente, y por eso nos gusta. El corte de las magdalenas es brutal, ¡¡me encanta!! Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Lola! Qué delicia! Me encantan, un aperitivo diferente y delicioso. Me apunto la receta! Besines

    ResponderEliminar
  11. Hola, son todo un acierto, de saladas me encantan para cualquier momento del día, aperitivos o cena. Se ves tiernas y deliciosas. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué ricas Lola!!
    Para llevar de picnic las veo ideales, o como bien dices, para acompañar cualquier plato.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. De acuerdo contigo querida amiga que lo mismo que las dulces estan muy ricas estas no se quedan atras , me han encantado y como bien dices son perfectas para el verano para una barbacoa para todo cuanto queranos , Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  14. Qué buena pinta tienen, no las he preparado nunca pero seguro que están muy ricas.... Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Lola.
    Hace tiempo que no preparo unas magdalenas saladas... y mira que están riquísimas, como éstas
    que nos traes hoy... que ese corte está de lo más delicioso e invita a ponerse y no parar.
    Si es que una no es delicada y agradece todo lo que se ponga por delante... con lo tiquismiquis que era yo de pequeña...jajajajj
    Y ahora hasta los asfixiaos, como digo yo a los polvorones que se aplastan para comerlos, me encantan.
    Te han quedado divinas esta magdalenas, que con jamón y tomate hacen un aperitivo de lujo total.
    Voy arrancando el coche a ver si me da tiempo...
    Un besazooo enormeeeeee guapaaaaa.

    ResponderEliminar
  16. Que ricas, por favor, Lola. A estas horas, preparando la cena vengo a ver a algunas de mis bloguera y veo esta preciosidad. Deben estar de muerte súbita. 👏👏👏👏👏😚

    ResponderEliminar
  17. Hola, ya de vuelta y dispueta a disfrutar de estas delciias. Nunca las he preparado saladas pero me pica la curiosidad. Esta combinación me parece una delciia que seguramnete me gustará- Un beso

    ResponderEliminar
  18. Se ven muy ricas, yo nunca he probado las magdalenas saladas, pero esta versión realmente se me antoja y parece muy sencilla y resultona, ahora mismo para la cena me comería una de muy buena gana, jeje. Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Lola
    A mí me pasa como a Raquel, que tengo ganas de hacer unas magdalenas saladas, y por una cosa o por otra lo fui posponiendo, y ahora al ver las tuyas creo que me voy animar pronto porque tienen una pinta fabulosa, y los ingredientes que le has puesto me parece que combinan muy bien.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  20. Hola Lola! Pues me parece una idea excelente para ir entrando en calor a la hora de la barbacoa, o para llevar de lonchera a la escuela o el trabajo, o de picnic, qué se yo a tantos lugares podríamos llevar estas deliciosas magdalenas. En principio cuando vi la foto pensé que eran dulces y ya me dije qué buena sorpresa (por aquello que haces mas salado que dulce) jaja! La combinación de jamón con tomates secos debe ser deliciosa, me apunto la idea!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola. Magdalenas la verdad es que no he hecho muchas y saladas ninguna. Viendo el aspecto que tienen estas que has hecho con jamón lo tendré en cuenta para prepararlas en alguna ocasión. No las he probado saladas aunque estoy convencido que si probara alguna de estas que has hecho disfrutaría mucho porque deben estar de rechupete. Los tomates secos le han debido dar un toque muy especial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Holaaaa.....que magdalenas más ricas y diferentes me llevo la idea¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  23. Tienen muy buena vista, las probaré. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Lola, estas magdalenas saladas me están llamando. ya sabes que no soy muy dulcera, así que a mi me parecen fantásticas. Feliz finde, bstes.

    ResponderEliminar
  25. Hola Lola en primer lugar me gracias por estar siempre en mi blog comentando y la primera. Le hablo al móvil por lo tanto no voy a tener en cuenta los fallos que cometa.
    es un placer ver que me has escrito con todo el cariño comentando cada receta siempre te lo agradezco de corazón.
    Y más en estos momentos en los que para mí es bastante complicado todo.
    Me encantan las recetas saladas de masa que lleva cositas como estas magdalenas y tengo unas diferentes también saladas en el blog.
    Me llevaré una para merendar.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Hola Lola! pues me encantan tus magdalenas saladas. Yo también las he probado y quedan muy ricas, además puedes echar mano de tu ingrediente favorito y quedan divinas. Yo las congelo y voy sacando..., un vicio.
    El problema está como bien dices en que picoteas las magdalenas a modo de aperitivo y luego se te quita el hambre y dejas de comer la "chicha". Así que mejor comerlas en cualquier momento del día ¿no crees?.
    Te han quedado monísimas.
    feliz semana guapísima.
    Sil

    ResponderEliminar