viernes, 5 de junio de 2020

Crema vegetal de avellanas, nueces y cacao

Esta es una receta que tenía guardada como oro en paño para hacerla en una ocasión especial. Nada menos que la nocilla de mi infancia, que tan buenos recuerdos me trae, en versión vegana, ¿es o no es para empezar a salivar? Cual fue mi sorpresa cuando me puse a prepararla y los ingredientes y pasos que se indicaban no llevaban a buen puerto, la crema quedaba muy líquida. Tuve que añadir, rebajar y modificar componentes, con un resultado muy diferente al original, pero como no hay mal que por bien no venga, no me ha disgustado el cambio, quedó buenísima. Más de una vez me ha pasado lo mismo con algunas recetas, o ponen las cantidades a ojo, o las transcriben mal, la cuestión es que el producto que se muestra, no se parece en nada al que yo cocino. En este caso tengo que decir que hasta me he alegrado del error, pues la preparación la he hecho mía, y así me he inventado una crema de cacao divina, con la que hay que tener cuidado por cierto, ya que coges una cucharita para probarla y te llevas medio tarro por delante sin darte cuenta. Yo por si acaso tengo unas cuantas excusas para decirme cuando esto suceda, tales como: "un día es un día", "sarna con gusto no pica", "pá cuatro días que vamos a vivir", "por una vez..." Si se os ocurre alguna más, soy toda oídos.



Ingredientes:

-200 ml de agua
-75 g de azúcar
-75 g de miel
-100 g de avellanas
-50 g de nueces
-75 g de cacao en polvo
-100 ml de leche de avellana
-2 c/s de aceite de girasol



Preparación:

Disolvemos el azúcar y la miel en el agua calentando ligeramente. Trituramos fino las avellanas, aquí se pueden triturar también las nueces, yo las puse más adelante porque trataba de espesar la crema que era muy líquida, solo puse 50 g porque no tenía más. Añadimos el cacao, la leche y el aceite, mezclamos muy bien. Si os gusta más espesa la crema solo hay que añadir más avellanas. Guardamos en un tarro de cristal en la nevera. La podemos untar en el pan, rellenar bizcochos, etc.


Compartir:

28 comentarios:

  1. Se me ocurren muchas más, como:”En casa del pobre, mejor reventar, que sobre” o “muera Marta, muera harta” y así podría seguir con una larga lista del refranero popular, y es que me sacas un tema que me gusta mucho, soy muy de refranes y ripios, no sé, me salen sin pensar, eso de estar todo el día pegada a mi madre, hace que cada día me parezca más a ella, Jajajaja...
    Y tu Nocilla, es una cosa mala lo que me ha gustado, tentadora al máximo, y aunque desde ya, te digo que no la pienso hacer, porque me conozco, y ante estas cosas soy incontenible, me muero por hacerlo, bueno, tampoco diré “de este agua no beberé” que nunca se sabe, no vaya a ser que me tenga que desdecir, y “donde dije digo, dije Diego”
    Una maravilla, pero a cucharadas no sé, qué tampoco soy tan golosa, no te diría que no a un par de rebanadas de pan como esta que nos has puesto en la mesa, me las comería encantada, y mis niñas ni te digo, que ellas sí que no tienen remordimientos a la hora de merendar, no sé dónde lo meten, veremos a ver si con los años, no les da la cara, todo lo que se meten entre pecho y espalda, Jajajaja...
    Por cierto, que no lo he dicho al comienzo,¡buenos días Lola! Y ¡a vivir, que son dos días!

    ResponderEliminar
  2. Muy rico para desayuns, meriendas y postres, que delicia, un beset

    ResponderEliminar
  3. Ayy Lola!! Cuantas veces nos ha pasado eso de que la cantidad de ingredientes no concuerda con nada. O la elaboración, que sabes que eso no puede ser así. El caso es que yo al leer una receta ya lo veo. Y me digo... eso no puede funcionar. Pues cabezota la mía que la sigo al pie de la letra por curiosidad, y es verdad, no ha funcionado. Y luego viene eso de... si es que lo sabía jejeje
    Yo creo que muchas veces hay mucha trampa por ahí. Te ponen una foto que nada tiene que ver con la receta.
    En fin... que me alegro que al final te guste el resultado y que te lleve a tu infancia.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Lola, ceo que me pasaría lo mismo, si metiera la cuchara ya no podría parar de comer, porque esta crema casera, con una buena rebanada de pan como tú las has puesto, es una pasada

    Abrazos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la crema de cacao casera, yo en casa se la preparo siempre a los niños...no puede faltar. Sin duda te ha quedado fantástica y ya me imagino el sabor. bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Hola Lola, a mi también me ha pasado alguna vez que he tenido que reajustar ingredientes y la verdad es que merece la pena luego si lo aciertas. Desde luego que tú lo ha acertado con la crema, tiene una pinta tremenda. De buena gana me llevaba estas rebanadas bien untadas, que entran por la vista y se ven de lo más ricas.
    Besos, feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  7. Como estas cremas caseras , sabiendo lo que comemos , no hay nada .
    Se la suelo hacer a mi peque con calabaza y se la come con un gusto que no veas.
    Ya veo que has sabido resolver el error de las cantidades de la mejor forma posible, pues no hay más que ver esa tosta tan deliciosa que más tentadora no puede ser.
    Con tu permiso me llevo tu propuesta para así cambiar un poco de las que hago habitualmente , nueces nunca le puse.
    Un abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  8. Uy Lola que no te puedes fiar, solo recetas amigas ;-)))
    Agua en una crema de cacao untable pues si que suena mal, porque se va estropear seguro.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Lola!! Uy, qué peligro tiene esta crema, porque yo soy de las que se la zampa a cucharadas, ja, ja. Yo he hecho alguna vez también crema de cacao y avellanas casera, apta para veganos, porque no llevaba miel, la mía la cogí de Danza de Fogones y tampoco llevaba agua, aunque ni me acuerdo de lo que llevaba porque hace que no la hago, por lo mismo, porque no me duraba nada, venga y venga con la cuchara hasta que ya no había nada en el bote. La tuya lleva nueces también, más completa aún. Pues nada, me voy y vuelvo con la barra de pan para que pongas unas cuantas rebanadas, que ya que pones tú la crema, por lo menos que traiga yo el pan, eso sí, creo que no te voy a dejar mucha, que para repartir dulce, soy bastante egoísta, je, je. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Eso de las recetas en las que no coincide el texto con la imagen es, por desgracia, bastante habitual, tanto en publicaciones en papel como en internet. No sería la primera vez que veo la misma foto para dos recetas parecidas o la mención de un ingrediente que no se ha utilizado con posterioridad, como un glaseado para el que había que utilizar un poco de colorante rojo y ¡era blanco!.
    No sé cómo sería la receta original, pero a ti te ha quedado con un aspecto muy bueno, demasiado bueno, para empezar y no parar, qué rica con un buen pan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Te falta una excusa: "A nadie amarga un dulce".
    La textura que te ha quedado es genial. la verdad es que cuando te pones a hacer una receta y ves que no es lo que tiene que ser te desesperas, pero tú has rectificado muy bien y a la vista está el resultado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. "Una y no más Santo Tomás "
    Buenas Lola...
    Estas muy refranera hoy.
    Por aquí somos de chascarrillos y empezamos y no paramos.
    Como empezar con ese botecito y no verle fin para parar.
    Se ve cremoso y desde luego que malo no debe estar, que no me tienten, que me conozco y no paro.
    Mira por donde, y teniendo una receta que me dieron hace bastante, aún no lo he preparado.
    Hace unos meses, una prima mía dijo que le hiciera para su hija de 8 años, pero mira por donde aún no se lo he preparado.
    Desde luego que el color es de lo mas bonito. Y cremoso también lo es.
    Me quedo con una tostadita de la tuya mientras.
    Un besazooooo.😚😚😚
    "No dejes para mañana, lo que puedas comer hoy."

    ResponderEliminar
  13. Que pinta mas rica y casera mas buena que asi controlamos lo que tiene besitos

    ResponderEliminar
  14. Pues claro que más de una vez me pasó lo de no salirme la receta y tener que variar..🤔si yo te pillo ese vaso creo que no dejaría ni un gramo☺ pues muera el gato...muera farto🤭besinos

    ResponderEliminar
  15. A veces unos años de práctica en la cocina ayudan a rectificar despropósitos y siendo un poco testarruda pues todavía más jeje
    ¿A quién le amarga un dulce verdad?
    Una alternativa muy rica y con una textura ideal por lo que se ve en las fotos.
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola. Yo no vengo con refranes, que ya te han recordado medio refranero y yo la verdad, no sé muchos. Lo que sí que me alegra es saber que a partir de una receta que no salía bien, has conseguido crear la crema a tu gusto. Eso es normal porque eres una buena cocinera que sabe combinar ingredientes, hacer pruebas y del error, conseguir en muchas ocasiones, mejorar el primer resultado. Da rabia que una receta no funcione y en muchas ocasiones, que ni la foto tenga nada que ver. Tu crema sobre el pan llama a dar un buen mordisco y seguir.
    Me ha llamado la atención que lleva miel y me gusta porque se notará en el sabor. La leche de avellanas, imagino que aportará también el suyo.
    Yo publiqué no hace mucho una crema de avellanas, pero no la he repetido. Cosas de tener un blog y olvidar hasta lo que nos chifla.
    Un beso y cuidaos. Voy tostando el pan.

    ResponderEliminar
  17. Hola Lola. Yo no vengo con refranes, que ya te han recordado medio refranero y yo la verdad, no sé muchos. Lo que sí que me alegra es saber que a partir de una receta que no salía bien, has conseguido crear la crema a tu gusto. Eso es normal porque eres una buena cocinera que sabe combinar ingredientes, hacer pruebas y del error, conseguir en muchas ocasiones, mejorar el primer resultado. Da rabia que una receta no funcione y en muchas ocasiones, que ni la foto tenga nada que ver. Tu crema sobre el pan llama a dar un buen mordisco y seguir.
    Me ha llamado la atención que lleva miel y me gusta porque se notará en el sabor. La leche de avellanas, imagino que aportará también el suyo.
    Yo publiqué no hace mucho una crema de avellanas, pero no la he repetido. Cosas de tener un blog y olvidar hasta lo que nos chifla.
    Un beso y cuidaos. Voy tostando el pan.

    ResponderEliminar
  18. La vi y me enamoré, ese color no lo superan ni las marcas conocidas. Me ha gustado tu crema de avellanas con tus aportaciones extras que seguro han conseguido darle un sabor muy rico. Nada, que en casa, para unas tortitas por ejemplo, debe quedar divina. Y si con ella nos montamos unas natillas... Ya se me ocurren ideas. Gracias. Un besazo.

    ResponderEliminar
  19. Holaaaa !!! como no voy a entenderte....que coraje que da, va una con toda su buena fe a reproducir una bonita receta y te vas dando cuenta que algo falla...buffff....menos mal que somos muy apañadas y le damos nuestro toque y encanto y todavía queda mejor....`porque esa cremita está de pan y moja...adictiva total seguro !!!! muy buen final a la receta di que sí !!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Lola, salivando me tienes con solo ver las fotos.
    Que merienda mas y mas buena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. nunca he hecho mi propia crema de avellanas, que delicia por favor.

    ResponderEliminar
  22. Hola Lola. En alguna ocasión he probado esa crema industrial aunque esta que has hecho creo que no se queda a la zaga sino más bien todo lo contrario porque el aspecto que tiene ya incita a coger una cuchara y una rebanada de pan y comenzar a saborearla porque estoy seguro de que es una tentación.
    Nunca me he puesto a preparar crema de este estilo aunque viendo el resultado que has obtenido, las fotos incitan a coger esa rebanada y dar buena cuenta de ella es posible que en algún momento me ponga a practicar. Seguro que no será como esta.
    Espero que os encontréis bien.
    un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
  23. Hola Lola, esa imagen de la tostada cubierta con esa deliciosa crema de chocolate y avellanas debería estar totalmente prohibida. Es verla y empezar a babear. El aspecto es extraordinario, imagino el sabor, será divino de la muerte. Pues que bien que no te haya salido tal cual aquella receta, ésta está de impresión. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Ay Lola, tu me pones esto enfrente y soy capaz de terminarmelo en una sentada, la crema de chocolate y avellanas me fascina y la tuya se ve deliciosa!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Vaya una crwna de cacao que te has inventado más rica y a mi por poco se me pasa esta entrada. Dan ganas de probar de la tostada. Con lo que me gusta él chocolate. Es mi vicio. Tiene que estar ruquisimo, y se le ve fácil de hacer.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  26. Hola Lola, pues ya tenemos la receta que no va a defraudarnos, seguro que ésta es perfecta. Ya se ve el resultado, ainsss, si se me están cayendo dos lagrimones.... Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  27. La verdad es que se ve que si meto la cuchara, no pararía de comerla, me voy a escondidas a la nevera cucharilla en mano, jaja. Se ve de muy buena consistencia para rellenar galletas o bizcochos, muy buena propuesta ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola Lola! Pero... ¿y esta maravilla? No hay mal que por bien no venga... la receta estaría de aquella manera... pero tú has conseguido una crema que se ve increíble... con lo chocolatera que soy.. nunca la he hecho ¿te puedes creer? Y te prometo que la voy a hacer... me hubiese gustado haberla utilizado en el brownie del otro día.. hubiese quedado deliciosa con ella... ¡Copiada! Un beso

    ResponderEliminar