martes, 30 de noviembre de 2021

Bizcocho de yogur y mermelada de membrillo

 El último tarrito de mermelada de membrillo que tenía está aquí (el tarro no, se entiende) Al adaptable bizcocho de yogur, sí, el que se mide con los vasitos, le ha ido como anillo al dedo un extra de jugosidad y sabor. Sabor de otoño. Yo lo apuro al máximo porque ya queda poco para que se acabe, aunque vendrá el invierno, con sus buenos productos también, que ya iremos viendo. Este bizcocho, aviso que se come sin sentir, trocito a trocito, como yo lo hago, aunque así me puedo engullir una cuarta parte tan ricamente, y nunca mejor dicho. Si nadie se chiva de la mermelada, no parece ni que la lleve, se observa diferente y nada más, y como está tan bueno... Si preferís otra mermelada, no dudéis en cambiarla, la que yo he utilizado no le gusta a mucha gente. Ponerle solo un vasito de azúcar fue por el añadido del otro vasito de mermelada, que también la lleva, nunca dejo de aconsejar a las personas golosas que suban la cantidad del dulce, pues mis recetas no lo son en exceso.
Antes de empezar fuerte con los confites navideños vamos a acompañar nuestros desayunos y meriendas con bizcochos tan ricos como este. Y si no me creéis, probadlo.


Ingredientes:
-3 huevos
-1 yogur natural (yo lo puse azucarado)
-1 vasito de aceite de girasol
-1 vasito colmado de azúcar
-1 vasito de mermelada de membrillo
-3 vasitos de harina
-1 sobre de levadura
-Mantequilla y harina para el molde
-Azúcar glas


Preparación:
En un cuenco grande batimos los huevos, añadimos el yogur y con la medida de su vasito calculamos los demás ingredientes. Vertemos el aceite, batimos, el azúcar, batimos, la mermelada y batimos. Mezclamos la harina con la levadura y la vamos tamizando sobre la masa. Integramos la harina con movimientos envolventes. Pintamos con mantequilla el fondo y las paredes de un molde de horno, ponemos un puñadito de harina en el fondo y vamos dando vueltas sobre el mismo y las paredes hasta que todo quede enharinado, desechamos la que sobre. Ponemos la masa en el molde, damos unos golpes sobre la encimera con él para que se distribuya uniformemente. Introducimos en el horno precalentado a 180 grados por espacio de 25 ó 30 minutos. Comprobar pinchando con una brocheta el centro, que no salga masa y está hecho por dentro. Sacamos y dejamos enfriar. Espolvoreamos azúcar glas por encima.



Compartir:

27 comentarios:

  1. Al bizcocho de yogur lo que le añadas le sienta bien y seguro que este que nos traes hoy ha de tener muy buen sabor. Yo también prefiero que sea menos dulzón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena receta, ahora tomaba un trocito para desayunar, un beset

    ResponderEliminar
  3. Ohh un bizcocho hiper Delicioso ❤️❤️

    ResponderEliminar
  4. So soft, tender with perfect moisture...an awesome cake to share with the friends and family.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Lola, me apunto a desayunar un trocito de este delicioso bizcocho. A mí me gusta mucho el membrillo, y con este toque de mermelada tiene que estar estupendo. Solo hay que ver el corte, una verdadera delicia. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Seguro que ese toque de mermelada de membrillo le aporta jugosidad y sabor fantástico...mira que nos da juego...besos

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Que me perdonen los amantes de los bundtcakes con recetas super complicadas, pero donde se ponga un bizcocho de yogur, que me dejen de tonterías, y es que para mí es la auténtica receta de la felicidad, por lo rico, por lo fácil y por lo versátil, la puedes modificar en cuanto a sabores todo lo que quieras, y siempre resulta perfecta. A mí, ya sabes que, me gusta el membrillo con locura, así que tu bizcochito es de los que yo me comería otro cuarto enterito, me salen las cuentas justas, los otros dos cuartos, para tu santo y para el mio, y seguro que no queda ni una sola miga, entre los cuatros, jajaja...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Lola. Donde se ponga este tipo de bizcocho que se quiten todos los demás 🤣🤣. Es sencillo de hacer, no hay que enfangarse mucho y el resultado es estupendo.
    Esperaba que me mandaras uno bote de esa mermelada pero ya veo que la has acabado y yo me he quedado a la luna de Valencia 😞😞.
    No obstante me llevo un trozo, aunque sea de forma virtual, y así lo puedo saborear porque el aspecto que tiene es fabuloso.
    Pero como estoy leyendo a Concha creo que me vuelvo a quedar sin probarlo 😡😡.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja…! El que llega tarde, ni oye misa, ni come carne, Jajajaja…

      Eliminar
  9. Un delicioso bizcocho y con el toque de esa mermelada debía constituir una delicia. Aunque no te lo creas me parece que no he hecho nunca el bizcocho de yogur, he hecho bunds, me he complicado la vida con recetas extrañas, pero este bizcocho que además he probado y me ha encantado no lo he preparado nunca como ya te he dicho, tendré que poner remedio, mi marido me lo agradecerá. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Lola !
    Ya no llego al desayuno , pero para la merienda me vendría de perlas un trozo con el cafetín.
    El aporte de la mermelada le viene genial , adquiere una textura estupenda y es que además el bizcocho de yogur es tan versátil que se le puede añadir lo que nos apetezca en cada momento y siempre queda bien .
    Te ha quedado de cine !
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues te diré que tengo un tarrito de mermelada congelado que no sé como darle salida. Bueno, no sabía hasta ahora, porque tu bizcocho me parece una opción buenísima para buscarle un fin. Pues nada, ya está decidido, ayer hice magdalenas y en cuanto se acaben, bizcocho con mermelada de membrillo. A ver si me queda tan rico como el tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola Lola!! Qué bizcocho tan rico. Comprendo que entre sin sentir, ya lo es cualquier bizcocho casero, que además, si lleva entre los ingredientes una rica mermelada casera, el placer es doble. Es verdad que no a todo el mundo le gusta la mermelada de membrillo, aunque yo la prefiero al dulce de membrillo, pero al probar este bizcocho, seguro de que ni te enteras que la lleva, aunque notas que tiene un sabor muy rico. Una delicia ideal para el desayuno o para matar el gusanillo de algo dulce a media tarde. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Lola. Casi a punto de irme a la cama, no he dudado en venir a disfrutar de tu bizcocho. Ya te he dicho que no he podido comprar membrillos porque no los he visto en el mercado, ni en el super. A ver si este fin de semana amplío mi radio de búsqueda porque para mí no hay otoño sin membrillos y dulce.
    Estoy con Concha, donde haya un buen bizcocho de yogur, que se quiten los famosos bundts. Me parece una delicia e imagino que la mermelada le aporta jugosidad. Me llevo mi trozo, grande, ya te digo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Lola,
    Una vez he probado un bizcocho con dulce de membrillo que compré en una pastelería, y estaba exquisito. Al final he buscado una receta en internet cuyo resultado si no es idéntico a aquel bizcocho, es muy parecido.
    Con mermelada de membrillo en vez de carne de membrillo, el resultado en cuanto a sabor no puede diferir mucho, de modo que me imagino lo riquísimo que está ese bizcocho. Te ha quedado con una pinta espectacular.
    Un beso, Lola

    ResponderEliminar
  15. ¡Menos mal que acabo de desayunar! Y lo digo porque tu bizcocho tiene que estar para no dejar ni las migas.
    Si de por sí ya me encanta este bizcocho de yogur, ahora que lo has enriquecido con la mermelada de membrillo tiene que estar el doble de bueno.
    Eres muy creativa, querida amiga. Felicitaciones.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  16. Lola!
    El bizcocho que siempre triunfa y que es perfecto para acompañar el cafelito.
    Me encanta ese extra de mermelada.
    Estoy segura que ya no debe de quedar ni las migas ya que seguro que es vicioso y no puedes dejar de comer hasta que se acaba jaja

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  17. Que punto mas rico le tiene que dar el membrillo besitos

    ResponderEliminar
  18. Mi querida Lola ¡el otoño ha pasado fugaz como cada año! Ya hoy estrenamos diciembre y parece que todo huele a navidad y que nuestras cocinas han de ir calentando motores con las recetas para estas fiestas. En fin, la rutina de cada año.

    Me guardo tu receta, me parece una idea fantástica para utilizar mermeladas en masas. La de membrillo nunca la he probado y me apetece ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  19. Tú sí que sabes triunfar,Lola, con ese toque de mermelada le has enriquecido el tradicional bizcocho de yogur, por lo que estará aún más rico

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  20. Qué maravilla, Lola! que bizcocho tan rico te has marcado, y es que estoy segura que ese toque a este bizcocho tan tradicional, es maravilloso!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola, me he dado banquete con tus recetas de los últimas semana, ahora vengo por el postre, que donde haya un bizcocho como éste de rico, si tanto adorno ni cosa, allí estoy yo lista con mi taza de café con leche. Besos!

    ResponderEliminar
  22. Asi nunca lo he probado y por membrillo no será, me lo llevo pues asi aprovecho mi mermelada de membrillo y hago un bizcocho diferente.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  23. Hola Lola, los bizcochos de yogur siempre están riquísimos y si encima los realzas con esta mermelada de membrillo , todavía estará más rico. El aspecto ya lo dice, se ve perfecto, jugoso y tierno. Un buen trozo para el café no te diría que no. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Lola, a este bizcocho le vamos a hacer un monumento porque es el más rico y el más socorrido. Para mí, que no soy muy repostera, el mejor. Si añado la mermelada mucho mejor. Yo pongo el cafelito!! Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola Lola. Donde se ponga este tipo de bizcocho que se quiten todos los demás

    ResponderEliminar