martes, 23 de noviembre de 2021

Chuletas de cerdo gratinadas

Va por temporadas lo mío con los gratinados, ahora estoy en racha con ellos, suelen dar un aspecto apetecible a cualquier producto que tengamos a mano, a todos nos encantan. Hoy le ha tocado a la carne, unas chuletas de cerdo que se han vestido de fiesta, con muy poco, llenándose de sabor y jugosidad. Con un sofrito y un espolvoreo de queso rallado, la receta quedó con una presencia inmejorable, a las pruebas me remito. Y para nada engañaba, la carne se come muy a gusto, sin necesidad de acompañamiento si le ponemos un primero delante, o con patatas, arroz o unos espaguetis con ajo y perejil como la serví yo, cuando el plato es único. Su elaboración tiene poca complicación, como se lleva en mi cocina, para qué nos vamos a engañar, pero me atrevo a decir que en este caso se agradece, ya que al contrario de lo que pensaba en el post anterior, que el bacalao era poco requerido en Navidad, el cerdo es bastante considerado en más de una ocasión. Y no siempre apetece meterse horas entre fogones, pudiendo llevar a la mesa algo rico y menos trabajoso igualmente. Soy de la opinión que lo importante es pasar tiempo con los míos de forma relajada, no con la preocupación constante de la comida, por eso tengo este tipo de recetas en la retaguardia, que me proporcionan ese tiempo libre que necesito cuando no quiero interrumpir momentos que no se volverán a repetir. Si alguien se ve reflejado en este parecer, a lo mejor le es tan práctica como a mi esta receta.



Ingredientes:
-4 chuletas de lomo gorditas
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-1 tomate maduro
-100 g de queso rallado de gratinar
-Aceite, sal y pimienta



Preparación:
Pelamos y picamos menudos la cebolla y los ajos. Comenzamos a sofreírlas en un fondo de aceite. Una vez transparentes, añadimos el tomate rallado y sazonamos, dejamos hacer hasta que pierda el agua y todos los componentes estén pochados. 
Salpimentamos las chuletas. Las marcamos en un asador con dos cucharadas de aceite, solo vuelta y vuelta. Pintamos una fuente de horno con aceite, acomodamos las chuletas, las cubrimos con el sofrito y después con el queso rallado, que queden bien cubiertas. Introducimos en el horno a 200 grados unos veinte minutos, hasta que la carne esté hecha, dependerá del grosor de las chuletas, pero es importante tener cuidado de que no se pasen.



Compartir:

24 comentarios:

  1. Tienes razón, lo importante es disfrutar de los tuyos y con este tipo de comidas ricas y sin complicación lo consigues. Aunque los gratinados sirven para cualquier día siempre nos recuerdan a comidas festivas. Tiene muy buen aspecto el plato de hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. También me pasa a mí, que cuando la cojo con un ingrediente o una técnica, no hago otra cosa en unos días, va por rachas, pero eso es porque son recetas que nos gustan, como tu gratinado, rico, sencillo y sin complicaciones, con una elaboración que permite tenerlo preparado con anterioridad y meterlo en el horno en lo que se pone la mesa. Yo también hace tiempo que busco platos que me permitan pasar el máximo de tiempo con los míos y evitar la típica situación de pasar más tiempo en la cocina que sentada a la mesa disfrutando de la familia.
    Feliz martes. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, por supuesto que llevas razón en todo, lo primero es disfrutar el momento al máximo, pues nunca se sabe cómo y cuándo volveremos a poder repetirlo, lo importante es estar con los que queremos, si es alrededor de una buena mesa mejor, pero no por ello hay que pasar media vida cocinando. Tus chuletas gratinadas me gustan, me han recordado muchísimo , aunque son diferentes, a las milanesas que preparábamos cuando mi hermana y su marido no eran vegetarianos, con ese tomate Concassè y un poco de queso gratinado, estaban deliciosas, quizás ahora que tu receta me lo ha recordado, me anime a prepararlas un día de estos, porque la felicidad está en estas pequeñas cosas, compartir, comer bien y disfrutar, no tiene porqué ser sinónimo de complicado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Looks so tempting with that thick layer of melted cheese!

    ResponderEliminar
  5. Imprescindible estar con la familia, así que me apunto la receta. Besines.

    ResponderEliminar
  6. Hola Lola!!
    Para mi es un plato muy familiar. Es cómodo, rico y como dices no te quita tiempo.
    Siempre he hecho la pechuga de pollo gratinada.
    Tengo que probar con el cerdo ya que es una carne que también nos gusta.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  7. Qué gran verdad que todo lo que lleve un gratinado, es mejor! jejeje
    La verdad es que tienen muy buena pinta esas chuletas, sin dudarlo las probaría!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Lola!! Pues tienes toda la razón, cuando tenemos fiesta en casa, sea navidad o cualquier otro tipo de celebración, el poder programarnos en la cocina es muy importante, sobre todo si tienes invitados, que no es cuestión de meternos en la cocina y desatenderlos por completo. Ideas como la que nos traes es fantástica. Yo no he probado nunca un gratinado de chuletas de cerdo, pero vamos, me encantan los gratinados, eso de ver el queso chorreante recién gratinado me gusta mucho. La pinta de tus chuletas lo dicen todo. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lola. Todo lo que dices lo podemos confirmar muchas personas a las que la cocina nos encanta y nos preocupamos para que los nuestros disfruten y coman rico y sano, pero a veces se convierte en obligación.
    Yo últimamente estoy muy perezosa y con pocas ganas de cocinar y menos de hacer fotos por eso las recetas sencillas que ya forman parte de mi recetario, son las que más hago.
    No he comido chuletas de cerdo, pero creo que tu receta es perfecta para tenerla en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Esas chuletas estarán muy sabrosas! Yo también soy de la idea que hay que tener a mano recetas simples como la que has preparado. Ricas y rápidas de preparar.
    Besos Lola

    ResponderEliminar
  11. Vaya plato más completo y delicioso, sin duda al cerdo le va que ni pintado...buenísimo. Bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Lola, con ese gratinado el plato se ve más que apetecible y si además nos da la opotunidad de hacerlo en poco tiempo mucho mejor. Realmente me ha sorprendido mucho, nunca he comido chuletas de cerdo gratinadas y mucho menos se me ha ocurrido hacerlas, así que apuntada queda la idea porque esto hay que probarlo

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Lola, completamente de acuerdo contigo y a medida que voy cumpliendo años, el querer tener tiempo de calidad para los nuestros , me lo aplico como un mantra.
    Me encanta esta receta, pero sobre todo, a mis chicos . Prácticamente la hago igual, con la salvedad de que a ellos les gusta poner una rodaja de piña y sobre ella el queso del gratinado.
    Tienen un aspecto extraordinario , fan de tu cocina amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ay Lola, acabo de responderte al comentario en mi blog, se me había pasado el azúcar! ya está corregido! ❤️

    ResponderEliminar
  15. Hola, te he visto antes la receta y me ha parecido buenísima, desde luego que tiene una pinta buenísima, me encanta gratinada, tomo nota para prepararlo yo también. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola,
    Me encanta la carne de cerdo, y en especial las chuletas. Así como las has preparado tú en esta ocasión nunca las hice, pero me parecen una opción perfecta para un día que vienen invitados a casa, para como bien dices, disfrutar del momento sin estar todo el rato metida entre fogones. Y como siempre, una receta rica, económica y muy fácil de preparar, todo un acierto.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  17. Ottime queste braciole, molto appetitose!

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los gratinados y mas si son en chuletas como estas que nos traes tan deliciosas! Y ademas tienes mucha razon, si podemos tener recetas que gustan a todos y no soy tan complicadas y que nos dan mas tiempo para compartir con todos en la mesa o cuando menos no terminar tan cansado despues de horas de estar de pie en la cocina, tenemos la mejor opcion! Porque las fiestas que vienen de eso se trata, de compartir y disfrutar al maximo con todos.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Lola! Con los gratinados nunca he tenido una relación muy estrecha, la verdad. Mi madre nunca ha sido de usar mucho el horno y yo siempre he intentado restar calorías al máximo. Cosa diferente es que no sepa apreciar una buena receta como estas chuletas que adquieren un nivel extra al prepararlas gratinadas y se le da un giro abismal a una receta sencilla.

    Ideales para servir en cualquier celebración y quedar muy bien ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  20. Hola Lola.
    Que ricura de chuletas, me encantan, así gratinadas me chiflan. Las has vestido de fiesta y te quedaron genial, yo les pongo también cebolla confitada.
    Besinos

    ResponderEliminar
  21. Lola, la verdad es que con ese gratinado se viste de fiesta cualquier ingrediente. Pero si es una costilla de cerdo, con su carne tan gustosa y sabrosa, ya imagino toda la explosión de sabor de ese bocado. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Lola, siempre que tengo chuletas las hago a la plancha o en salsa de ajitos y perejil con vino. Me gusta tu idea , quedan muy bien presentadas y para variar mi repertorio quedan estupendas. Un beso!!

    ResponderEliminar
  23. Hola Lola! Por lo general hago gratinados de verduras y me gusta tu idea de hacerlo con carne, las chuletas de cerdo son muy populares por aquí y esta receta es una forma diferente de comerlas. Tienes razón en tu reflexión, aunque el momento de reunirnos a la mesa es uno que apreciamos mucho, no queremos sacrificar tanto tiempo en la cocina que muchas veces nos abruma y perdemos parte del motivo de la reunión, con recetas como éstas podemos solucionar este problema ;) Besos!

    ResponderEliminar