viernes, 16 de noviembre de 2012

Canelones a la boloñesa

No tengo una razón de peso, pero el caso es que la pasta en casa siempre se cocina en viernes. Quizás sea, por hacerles ese regalo a mis hijos después de una larga y a veces dura semana. Quizás , por la fuerza de la costumbre, no se. Lo que sí está claro es que hoy es viernes y he hecho canelones.
Consciente de que hay que dedicarles buena parte de la mañana, no los hago muy a menudo; ahora ,que cuando me pongo, derrocho tiempo y cariño en ellos. Si algo he aprendido en la cocina es que la prisa es mala compañera, y aunque a veces no haya más remedio, en cuanto se pueda frenar el ritmo hay que respirar hondo y relajarse con lo que más nos guste. Una buena opción puede ser preparar una comida para la familia o los amigos y disfrutarla con tranquilidad y un poco de charla. Hoy puede ser ese día. Seguro que todos salimos ganando.




 Ingredientes:

Para la boloñesa:
-400 g de carne de vacuno y cerdo
-2 dientes de ajo
-2 zanahorias
-1 cebolla
-1c.s. de harina
-1 tomate
-200 ml de vino tinto
-Aceite y sal

Para la bechamel:
-50 g de mantequilla
-50 g de harina
-Leche

-2 paquetes de canelones (yo he utilizado 34 láminas)






Preparación:
En primer lugar preparamos la boloñesa, para ello pelamos y troceamos el ajo, la cebolla y la zanahoria y los vamos rehogando en un poco de aceite. Añadimos la carne picada y freímos hasta que coja color. Agregamos ahora la harina y un poco más tarde el vino tinto. Cuando haya evaporado un poco le echamos el tomate rallado. Dejamos reducir y apartamos hasta que se enfríe. Cuando lo haga , pasamos la salsa por la picadora dejándola con grano grueso, es decir sin triturar demasiado.
A continuación cocemos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante. La colocamos encima de un paño húmedo y la vamos rellenando, poniendo la boloñesa en medio del canelón y enrollándolo. Los vamos colocando en una fuente apta para el horno que previamente habremos engrasado con mantequilla.
Hacemos la bechamel derritiendo en un cazo la mantequilla, agregamos la harina y vamos moviendo enérgicamente con una varilla para evitar grumos, la leche la vamos vertiendo poco a poco y moviendo al tiempo, hasta alcanzar la consistencia que deseemos que en unos casos puede ser espesa o bien, más ligera, eso va en gustos, solo hay que añadir más leche en este último caso.
Hoy me han salido dos fuentes de canelones.Para evitar poner mucha cantidad en los ingredientes de la bechamel es mejor hacerla en dos veces, una para cada fuente, según viene indicado arriba.
 Ya solo nos queda gratinar y servir.

Compartir:

8 comentarios:

  1. Umm me encantan pero son tan trabajosos que siempre acabo haciendo lasaña...a ver si me animo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacerlos de vez en cuando porque al final siempre te alegras. Gracias por tu visita. Un beso.

      Eliminar
  2. Que buena pinta, tan doraditos y cremosos, tengo que confesar que hago lasana, pero nunca he hecho canelones, a ver si me animo. Un abrazo

    besosdecanelaymenta@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se tarda un poquito mas y ya esta y estan buenisimos. Un beso

      Eliminar
  3. Yo soy de la pasta los lunes, por aquellos de hacer algo rápido y con la nevera temblando después del finde, ya ves cada maestrillo con su librillo, una receta estupenda, un abrazo¡

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario, lo aprecio mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  5. PUes con ese relleno y el vino tinto.. tiene una pinta que yo no me resistiría jamás!!

    Por cierto, tengo unos en el congelador, y mañana ya tengo comida!

    ResponderEliminar