viernes, 21 de marzo de 2014

Migas de harina

Hace unos días recibí el libro de recetas que me tocó en el sorteo que hizo Puri con motivo de su cumpleblog. Es una recopilación de platos de la comarca del mármol, hecha a través de la colaboración ciudadana en su espacio de radio. Como mis raíces también son cercanas a esa zona, aunque lleve muchos años viviendo fuera, he reconocido muchas preparaciones que se han cocinado en casa de mis padres y abuelos, algunas que hace tiempo que no hago y que me ha emocionado recordar. Como la que os traigo hoy. La preparación de las migas en mi pueblo siempre era por una buena causa. Se hacían cuando llovía, algo extraordinario en Almería, para celebrar la disminución de la sequía; también eran el centro de la reunión familiar que se organizaba en la matanza del cerdo; se cocinaban en el campo con leña cuando los amig@s salíamos de excursión con motivo de alguna celebración. Por éstas razones y alguna más, he decidido que sea la primera receta que haga de éste magnífico libro que contiene casi 500.


Tengo que decir que la harina que se utiliza para las migas es de un tipo determinado que venden en las panaderías del pueblo como "harina de migas". Yo he utilizado la que hay en Mercadona, que es una sémola de trigo duro, ante la imposibilidad y también la ignorancia de no saber dónde conseguir ese producto en concreto aquí. Tampoco las he acompañado con caldo pimentón como recomienda el libro, sino con otros tropezones que gustan más en casa y que también son típicos. Y por supuesto no las he hecho en la lumbre sino en la vitro de inducción, pero aún así he puesto mi mejor voluntad en ellas. Le doy las gracias a Puri por mandarme este regalo coincidiendo con mi cumpleaños, que cuidaré como un tesoro y que me servirá de inspiración más de una vez en la cocina. Termino con una frase del prólogo de este recetario: "cuando se cocina con amor todo sale mejor".


Ingredientes:

Para las migas:
-500 g de sémola de trigo duro
-550 ml de agua
-1/2 vaso de aceite
-1 manojo de ajetes
-Sal
Para los tropezones:
-500 g de boquerón
-2 pimientos verdes
-5 salchichas frescas
-250 g de rabanitos
-Aceite, sal y harina


Preparación:

En primer lugar se preparan los tropezones. Para ello limpiamos los boquerones quitándoles la cabeza y tripas, lavándolos y poniéndolos a escurrir con sal. Lavamos y troceamos el pimiento y las salchichas. En una sartén con aceite de oliva freímos las salchichas, las colocamos sobre papel absorvente . Freímos ahora los trozos de pimiento y reservamos. Por último enharinamos el pescado y lo freímos también. Reservamos todo. Ahora comenzamos a hacer las migas. Limpiamos los ajetes, quitándoles los pelitos y la primera capa de piel. Los freímos en el aceite y cuando empiecen a dorarse los sacamos. Retiramos la sartén del fuego y vertemos el agua y la sal. Ponemos sobre el fuego y llevamos a ebullición. Echamos la harina y vamos moviendo sin parar evitando que se pegue en el fondo y procurando que la masa se vaya soltando. El proceso hasta llegar a convertirse en migas puede durar unos quince o veinte minutos. Más o menos a la mitad del tiempo incorporamos los ajetes en la masa para que ésta vaya tomando el sabor. Para más seguridad podemos probar un poco y comprobar que la harina está cocinada. Acompañamos con los tropezones que hemos frito y con los rabanitos.


Compartir:

38 comentarios:

  1. Es curioso como un plato con el mismo ingrediente principal -la harina o el pan- y el mismo nombre -migas- tiene tantas interpretaciones distintas. Yo las preparo con trocitos pequeños de pan, con ajos enteros y tiras de pimiento, así las hace mi madre.Las próximas que prepare a ver si me acuerdo de ponerlas en el blog. También me resulta curiosa la coincidencia de que a mi padre siempre le gusta comerlas cuando llueve. Las tuyas te han quedado estupendas y seguro que riquísimas. Buen fin de semana. Un bs

    ResponderEliminar
  2. Buenos días M. Dolores, aunque hayas utilizado otra harina y la elaboración no haya sido la convencional, te han quedado unas migas estupendas. Creo que la harina para migas la venden por Ciudad Real, alguna vez lo leí en un blog, pero no recuerdo, recuerdo con exactitud, si me acuerdo te lo digo, la opción de ponerle boquerones me encanta, tiene que estar muy rica, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. Lolaaaaa !!!
    me ha dado un escalofrío por todo el cuerpo al ver mi receta... diría que casi favorita...no por la comida en sí sino que has elegido un plato de mi madre...y tengo que decir incluso a todos los que no saben hacer las migas que con esas medidas salen siempre....mas que asegurado...
    la harina con la que se elaboran es una harina no muy gruesa y perfectamente se pueden elaborar con harina panadera...
    la foto , una de las pocas que lleva el libro, está hecha en mi terraza y mi hijo estaba esperando que terminara de hacerlas para comerse su cazuelita, la pequeña que aparece en la foto, que por entonces tenía 6 añitos...uffff como pasa el tiempo
    esté libro lo hice durante dos años y lo edité en el año 2005....ya ha llovido un poquito desde entonces...jj bueno no mucho que ya sabes tú que por aquí la lluvia está olvidada..
    y las migas como no....siempre tradicionales cuando llueve y a mí es cuando me gusta comerlas...
    sé que es un libro que te ha gustado...primero porque muchas recetas se asemejan a las que has comido de niña...yo le tengo un cariño especial...primero porque lo elaboré yo, y segundo porque todos los nombres que aparecen debajo de cada receta son personas que me dieron sus mejores recetas con todo su cariño para que no se perdieran...
    ahora seguro que de las recetas que pongo en mi blog verás que están incluidas en mi libro...
    las migas te han quedado riquisimassssss....mas que seguro....ya que siempre preparo éstas
    y el acompañamiento siempre a gusto de cada comensal...
    un besazo garandisimo
    que pases un buen fin de semana !!!

    ResponderEliminar
  4. Estupenda interpretación de las migas y muy ricos ingredientes! Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Nunca he comido migas, pero viendo estas me están dando unas ganas... Tienen una pinta tremenda, y vaya pedazo de libro. Enhorabuena a las dos, a Puri y a ti. Un abrazo y feliz finde.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar
  6. Ohhhhh que buenas estas nuevas migas que nos traes, yo soy fan :) Buen finde¡

    ResponderEliminar
  7. Que buenas están las migas de harina. Mi madre las preparaba con harina de maíz y estaban riquísimas.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  8. Las migas son una delicia de receta.
    Nunca las he preparado con harina, aunque las he comido y me encantan

    ResponderEliminar
  9. ooooooooooooooooostras!!! Estoy donde yo vivo se le llama Gachamiga Dura, dios mio que rico que te ha quedado!!!
    Yo no suelo hacerlas mucho porque no me salen...te quedaron espectaculares.

    Un beso amiga, gracias por no olvidarte de mi blog, eses un sol!!!

    ResponderEliminar
  10. No conocía las migas con harina en vez de con pan. Da gusto tomar comida casera, de toda la vida, que reconforta y si además viene con recuerdos pues mejor. Besos.

    ResponderEliminar
  11. No conocía las migas con harina, sí las de pan, pero como tu dices si pones amor por lo que se hace se logran buenas cosas.
    Besoss hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/03/frutos-secos.html

    ResponderEliminar
  12. Es uno de mis platos preferidos desde que era una niñas, me encantaban hasta el punto, que yo iba al colegio y como comía en comedor, yo le decía a mi madre que me guardase para cenar, jaja, y me las comía para cenar. Ahora me siguen gustando, pero no me las guardo para la cena.
    Bueno, que las has preparado como las he comido y las sigo comiendo siempre, se ven riquísimas, con todos los tropezones por encima, me apuntaba ahora mismo, llevo unas semanas sin hacerlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Has elegido el plato por excelencia de la gastronomía almeriense, a mi me encantan, las hago casi todos los fines de semana en el pueblo, concretamente en el cortijo de mi suegra en la lumbre y no tienen nada que ver con las que hago en casa, el sabor del fuego es insustituible, pero a falta de pan.......
    Admiten cualquier acompañamiento, carne o pescado, lechuga, pepino, uvas, naranjas.........es un plato muy completo. Cuando las hago en casa en la vitro uso harina sémola pero si las hago en el pueblo en la lumbre me gustan mucho mas con harina blanca de trigo, están mas finas y sabrosa, aunque cuesta un poco mas hacerlas.
    Te han quedado ideales, después de estas las demás ya vienen solas. Tiene Puri razón con esas cantidades salen perfectas.
    Buen fin de semana.
    Un fuerte abrazo y un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan las migas y nunca he aprendido a hacerlas, mi chico, que es asturiano, la primera vez que las probó en casa de mi madre (ella las hace de pan) se quedó un poco confuso, no conocía el plato y ahora le encantan, en casa nos gusta tomarlas con melón, uva o higos si es temporada. A ver si como dice Puri con estas cantidades salen siempre y me animo a intentarlo que me da un poco de yuyu. Me ha encantado esta receta, un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Yo nunca he hecho estas migas, ni con harina, ni con sémola, siempre las hago con pan, así que ahora mismo me las apunto, que veo que te han quedado divinas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  16. Pues un estupendo regalo, por un lado, y un platazo -aunque no siempre se tengan los ingredientes originales-, con todo su estupendo aderezo. Supongo que has querido celebrar la llegada de este estupendo regalo... Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Yo las hago casi siempre con pan, en casa nos gustan más, aunque a veces las he hecho con harina para migas del Molino, que salen bastante buenas.
    En la costa de Granada se da más hacerlas con harina, pero en Granada y en general todo el interior se hacen de pan. Mi madre nos las ponía con chocolate a la taza en invierno, además de torreznos, longaniza, costilla, pimientos fritos... en verano (y sin llover) era obligado el melón siempre fresquito, las aceitunas aliñadas y el pescado frito o asado. Es un plato que tiene historia, yo lo tengo publicado en mi blog. Besos Mª Dolores.

    ResponderEliminar
  18. El aspecto pinta delicioso, yo no las he puesto nunca solo de pan, gracias por compartir.Besosss

    ResponderEliminar
  19. Ayyy no hay nada mejor que cocinar con amor, tu lo has dicho, y esta receta con cariño seguro que está riquisima. Me encantan las recetas tradicionales, esas que han cocinado en nuestras casas y que siempre nos transportan a la infancia. Muy bonita entrada, y una receta sensacional. Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Las migas de pan me gustan muchísimo, pero estas de harina no las habia probado nunca.....me las apunto.
    besos.

    ResponderEliminar
  21. Nunca he tomado migas, pero viendo como te han quedado a tí me apunto a la comida ya mismo, lo que nos cuentas de los ingredientes me pasa a mí tambien, en muchas ocasiones te pones a buscar algún ingrediente y puedes volverte loco porque no lo encuentras en ninguna tienda física, y no queda otra que comprar por internet... que bueno es una opción... Lo dicho Lola, unas migas impresionantes!! jo, que hambrecilla me está dando!!! Besitos
    Carlos-Chocoboss

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las hago un poco diferentes pero me tomo nota por que estas se ven muy ricas un besito me quedo por aqui

    ResponderEliminar
  23. Te han quedado divinas, yo tambien me apunto a tu comida, que seguro no dejaba "ni miga" nunca mejor dicho, y felicidades por el libro, que ilusión!! pues nada a deleitarse con tu plato que esta riquisimo, besines
    Silvia

    ResponderEliminar
  24. nunca me tome migas al menos por aqui no es frecuente verlas ni hacerlas! sin embargo se ven estupendas y seguro que un plato muy especial , viendo las fotos dan ganas de entrar en la cocina y prepararlas...Besss

    ResponderEliminar
  25. Que suerte has tenido al recibir este libro FELICIDADES. La cocina de Granada y Almeria es muy parecida, mi madre tambien las solía hacer cuando llovía y yo sigo la tradición. En Lanjarón siguen vendiendo la semola en las panaderias y siempre que voy, me vengo cargada para que no me falte. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Ayyyy, mi querida Lola, cuantas recetas ricas me he perdido de tu cocina, pero intentaré ponerme al día. Me ha hecho gracia tu receta, porque ayer precisamente hice migas a petición de mi hija, que ve que llega el buen tiempo y que dejará de ser un plato apetecible. Pero claro, las mías con pan casero. Nunca las he hecho con harina, pero ahora que tú me dices que con sémola se hacen, eso sí lo tengo a mano y las tengo que hacer.
    Te quedaron impresionantes, y estoy segura que no te sobraron.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  27. Tienen una pinta estupenda!! No las he probado nunca de harina, en casa siempre se hacían de pan, pero te han quedado muy ricas, habrá que probarlas.
    Un beso
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  28. Felicidades por el libro, seguro que le sacas mucho partido, como esté plato que se ve delicioso. Un besin.

    ResponderEliminar
  29. Las migas no me gustan, me ENCANTAN!!!, yo con una fuente como la de tu foto soy feliz, feliz como una perdiz , que cosa más buena y bajo los consejos de Puri seguro que mucho más.

    Un besote enorme Lola y feliz semana.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  30. Adoro las migas! Te ha quedado un plato de lujo! Estas migas tienen que estar espectaculares! Qué desconsuelo!
    Besos y feliz semana.
    www.comerespecial.com

    ResponderEliminar
  31. Hola Lola, lo primero es darte las gracias por tus palabras del otro día en mi blog, todos los comentarios tan cariñosos que he recibido me han ayudado mucho.
    Luego, sobre tu receta, nunca he hecho migas, es una receta que me llama mucho la atención pero hasta ahora no las he hecho. Me han gustado mucho, deben estar ricas de verdad porque la pinta es buenísima.
    Un besazo, poco a poco vuelvo a estar por aquí.

    ResponderEliminar
  32. Pues mira, esta es una de esas recetas que nunca he cocinado, pero que me entra por los ojos nada más verla!! Que maravilla de cazuela!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Que pintaza!! mi familia por parte de padre es del sur y de pequeña siempre he visto preparar a mi abuela migas pero yo nunca las he preparada, tengo que animarme por que me traen muchos recuerdos!! un besazo

    ResponderEliminar
  34. Esta es una de esas recetas familiares, que siempre nos gusta hacer cuando estamos todos, y es tan agradecida que a todos les gusta. Me encantan...vamos que yo venia con la cuchara en la mano. Seguro que el libro trae muchas recetas que nos iras enseñando poco a poco. Bstos.

    ResponderEliminar
  35. Uuuuuffff que pinta, yo quierooooooo!!
    espérame que voy ya mismo
    Un besito

    ResponderEliminar
  36. ¡¡Las encontré!! Como todos los veranos íbamos a Andalucía a ver a mis abuelos, mi madre compraba la harina allí, pero cuando ya dejamos de ir, siempre decía lo difícil que era encontrar una buena harina para hacer migas. Creo recordar que nuestras migas no quedaban tan finas como las tuyas, quedaban mucho más compactas unas con otras, pero la foto me recuerda mucho a las migas que comía de pequeña. ¡¡Miles de gracias!! Besitos.

    ResponderEliminar