martes, 18 de junio de 2019

Breca con salsa de piquillos

Vistas las fotos puede parecer que hay mucha salsa para tan poco pescado, ciertamente las brecas eran pequeñas, pero cuando se prueba os puedo asegurar que te quedas con ganas de más. Los piquillos suavizados con la leche y la nata acompañan ricamente el pescado que nos guste, mejor si es blanco. En muy poco tiempo tenemos un plato sabroso con el que lucirse en la mesa, hablo con conocimiento de causa, mis comensales me felicitaron por ello, y creedme, no son facilones. La única pega que ponen siempre es el tema de las espinas, la breca tiene bastantes y aunque el pescadero me sacó los lomos, algunas quedan y hay que ir con cuidado. Otra posibilidad es optar por otras piezas como por ejemplo el rape, que solo tiene la espina central. Yo lo que hago es ir al mercado y ver lo que hay, según los que seamos en casa me decido por uno u otro, dependiendo de las preferencias que haya. Pero como cada cual conoce lo que se cuece en su cocina, queda en vuestra consideración la elección del producto. Os presento el mío.



Ingredientes:

-4 brecas (porque eran pequeñas)
-8 pimientos del piquillo
-1 diente de ajo
-1 vaso de leche
-2 c/s de nata líquida
-Aceite, sal y pimienta



Preparación:

Freímos el diente de ajo laminado en un poco de aceite y salteamos encima los pimientos del piquillo. Trituramos con su jugo, la leche y la nata, también sazonamos con sal y pimienta. Cocemos este puré durante 30 minutos a fuego mínimo. Colocamos los filetes de breca en una plancha con un poco de aceite, salpimentados, y los hacemos por las dos caras. Los servimos con la salsa de piquillos. Y ya está!


Compartir:

23 comentarios:

  1. Sin duda un pescado delicioso y si se acompaña de una salsa tan suave y deliciosa como la de pimientos del piquillo, creo que es insuperable. Bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Las espinas, la eterna lucha en muchas cocinas, pero es cuestión de ir con mucho cuidado a la hora de comer el pescado o como bien dices elegir rape, por ejemplo.
    La salsa se ve muy rica, para mojar un buen pan hasta dejar el plato limpio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Lola !
    Es cierto que el pescado por sus espinas es un poco odiado , en casa nos pasa lo mismo y creo que es una generalidad , pero bueno se le perdona por lo rico que está y si es preparado con una salsa tan divina para disfrutar con un buen pan, ya ni te cuento, el delirium total jaja...
    Nunca le he puesto leche cuando la preparo , asi que tomo nota .
    Se ve imponente y super apetecible !
    Buenos días . Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. el plato se ve bien completo ,la salsa de piquillos le va estupendamente al pescado , las brecas a mi no me van pero es por las espinas ,pero a mi marido le encantan
    bss

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola,
    A esto se le puede llamar hacer una receta exprés.
    En un momento plantas un platazo en la mesa y todos contentos :)
    La salsa cuanto más mejor ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Desde luego la salsa es de toma pan y moja...Qué rica!! Besines!!

    ResponderEliminar
  7. Nunca me quedo con este nombre de pescado..., y eso que lo hiciste otra vez al horno. He mirado en internet, que depende la comunidad varía el nombre pero así y todo, para mí es un gran desconocido.
    La verdad que hay ciertos pescados que están ricos pero tienen demasiada espina, ocurre lo mismo con la trucha, y es un fastidio...
    Lo bueno es la salsita que has elaborado. Pensaba mientras leía, que yo esta salsa la he comido pero ¿quieres creer que no recuerdo con qué?. Buenísima.
    Así que no hay problema, "casa" bien con carne como con pescado. No me extraña que tus comensales te felicitaran. ¡Buenísimo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola Lola! Me parece un plato con un balance perfecto, la breca no la conocía, de seguro no la hay por aquí o quizás con otro nombre, lo cierto es que está buena la idea de preparar el pescado así, un poquito de pan para mojar la salsa no me faltaría, jaja!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Muy rico, como siempre Lola! Y me llama la atencion tu salsa de piquillos, nunca la he preparado y se ve deliciosa. Se me antoja tambien como para acompanar el pollo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Lola, no conozco ese pescado por ese nombre imagino que por aqui se llame con otro nombre y seguramente lo consumo, pero sea el que sea con esa salsa se ve divino.
    Un platazo de los ricos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Lola!! Ay, sé lo que dices con lo de las espinas, es el problema de siempre, y mira a mí me da lo mismo, los pescados tienen raspas y se apartan y ya está. De hecho, casi nunca saco los lomos de ningún pescado, a mi me gustan que se hagan enteros, están mucho más jugosos. Pero es cierto, que cuando lleva salsa, apetece comerlo todo seguido y no estar quitando raspas. En mi casa son muy tiquismiquis para eso. Yo también pido en la pescadería que me quiten las raspas, pero luego me toca en casa quitar una a una todas las espinas, que parecen que estoy despiojando al pescado, ja, ja, pero me ponen negra que me protesten tanto y me armo de santa paciencia para quitarlas. Así que te entiendo perfectamente. Pero la breca, te ha tenido que quedar tan rica con esa salsa de piquillos y nata que creo que los míos, hasta se olvidarían de las espinas. Me encanta tu plato. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Un plato buenisimo para mi la salsa no sobra al reves me gusta mojar bastante pan besitos

    ResponderEliminar
  13. Esta salsa seguro q se puede usar con otros pescados blancos (yo no sé si aquí encontraré brecas) con excelentes resultados... Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Lola hace años que no compro brecas, recuerdo que mi madre las compraba con asiduidad, y mi padre protestaba por las espinas, pero ella las hacía enteras al horno, y andando con cuidado salían los lomos limpios, sin problemas. Yo que siempre he tenido un puntito gatuno, me muero por un pescado y más cuando es fresco, me gusta casi sin nada, y por el exceso de salsa no hay problemas, lo que suelo hacer siempre es ponerla en salsera y que cada uno se sirva al gusto.
    Un plato perfecto para mi gusto, el tuyo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay Lola! A vueltas con las espinas del pescado toda la vida...Confesaré que a mi también me resulta engorroso encontrarlas, pero que más o menos las tolero bien. Soy muy cómoda a la hora de sentarme en la mesa y prefiero no encontrar "tropezones" (o lo que es lo mismo espinas, pieles, huesos...)

    Pero como bien dices aquí cada uno que elija el pescado que acompañar con tan deliciosa salsa que a mí al menos no me importa que sea mucha. La pinta es maravillosa así que voy a por más pan para atacar este platazo que te has marcado

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Qué plato tan rico y tan completo te ha quedado, seguro que me gusta.... Besos

    ResponderEliminar
  17. hola, las brecas nos gustan mucho auqnue tienen muchas espinas( según mi marido que se las encuentra todas). Seguro que así preparada y tan limpia no pondría reparos. Bunísima receta Lola. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Lola q pescado más delicioso pero la salsa no se queda atrás w cosa más rica y q suave con el toque de la nata me ha encantado Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  19. Me encantan las cremas, y así preparadads mucho más!!!! Un plato de 10!!

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa, con esa salsa tan rica seguro que cualquier producto está delicioso. Y en las fotos que potencia que tiene el color. 👏👏🍅🍅 te felicito. 😗💙

    ResponderEliminar
  21. Yo sí que no te pondría pega alguna, los de casa, todas.
    Receta deliciosa en "un tres i no res" como decimos en valenciano.
    Porque estoy sola y mi mano no puede abrir bote de piquillos, que si no, sacaba una caballa del congelador y comida lista.
    😍😘😋

    ResponderEliminar
  22. La breca es un pescado que me recuerda a mi niñez, las veces que me habrá puesto mi madre breca al horno para comer. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar