viernes, 14 de febrero de 2020

Piruletas de queso y mermelada de vino tinto

Si hay que celebrar este día, se celebra, el amor y la amistad nunca están demás, de lo que no soy partidaria es del consumismo que conlleva, hace poco que hemos salido de unas Navidades y algunas nos hemos quedado tiesas para que ahora se nos invite a gastar de nuevo, hay muchas formas de festejar, la mía aquí la traigo. Unas piruletas muy buenas que me han servido además para dar salida a un tarrito de mermelada que me regalaron como publicidad, que no sabía donde colocar y mira tú por donde al queso le ha ido de maravilla. Las he preparado como aperitivo, pero según el relleno que le pongamos pueden ir a una hora u otra, si les colocamos Nutella o chocolate, en la merienda también son golosas con un café. Se trata de tener una excusa para pasar un buen rato en la mejor compañía sin que ello suponga llenarlo todo de corazones y diosecillos con arco. Eso lo dejo para adolescentes entregados a los imanes del amor.



Como he aprovechado la mermelada de vino tinto en este aperitivo y el huevo de pintar las obleas en una tortilla, me complace participar en el proyecto 1+/- 100 desperdicio 0 llevado a cabo por Marisa en el que cobran protagonismo el reciclaje, la reducción de desperdicios, el ahorro y la defensa del medio ambiente.



Ingredientes:

-1 paquete de masa para empanadillas (16 obleas)
-8 cucharaditas de queso crema
-8 cucharaditas de mermelada de vino tinto
-1 huevo



Preparación:

Colocar una oblea sobre papel de horno, en el centro de la misma ponemos una cucharadita de queso crema, encima otra cucharadita de mermelada, acomodamos un palito de brocheta en el centro del relleno (yo les corté un trozo porque se me quedaban muy largos) y tapamos con otra oblea. Con un molde redondo u otro objeto que tenga el diámetro que busquemos (yo utilicé un vaso) recortamos la masa sobrante presionando sobre las obleas, hay que tener en cuenta el palito, ahí tenemos que recortarlo con la mano. Presionamos los bordes con los dedos y después reforzamos marcando con las puntas de un tenedor. Cuando las tengamos todas hechas, batimos un huevo y pintamos las obleas por la cara exterior, las introducimos en el horno precalentado a 200 grados, unos 10 minutos. Tened cuidado, pues se queman enseguida, no les quitéis ojo. Sacamos y listas para consumir una vez frías.


Compartir:

31 comentarios:

  1. Pero qué buena forma de dar salida a una mermelada, precisamente tengo una de cerezas al Oporto, que se me ha quedado rezagada en la despensa y no veo el momento, igual que te pasó a ti, de darle salida, así que unas piruletas tan resultonas como estas, marcan el punto y final, con buen puerto, por supuesto, a algo que pensaba acabaría tomando solera en el frigorífico, como los vinos en las bodegas, Jajajaja..., y vienes tú, a solucionar el dilema, de qué hacer con ella, aunque he hecho Piruletas con obleas, y las tengo hasta publicadas, no las recordaba, gracias por refrescarme la memoria porque ya sé en qué voy a utilizar mi mermelada.
    Lola lo de consumir, siempre que se haga con sensatez y control, no está mal, si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad de consumo y esto es una cadena en la que unos producen, para que otros lo vendan, y a su vez de ese trabajo viven muchas personas, por último, comer, vestir, viajar, leer, etc, todo es consumo al fin y al cabo, y si dejamos de hacerlo, esto se hunde.
    Besos. Feliz San Valentin.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Lola. Aún sin levantarme, vengo aquí a disfrutar. Es verdad que nos obligan a gastar continuamente y tal vez, de lo que se trata es de educar a la vez,para comprar cuando sea necesario o también porque nos apetezca hacer un regalo porque queramos y no por obligación. Es así como me gusta a mí hacer regalos, como tú, de comida la mayor parte de las veces. Y muchas veces, ni me dicen si estaba bueno y me quedo así un poco rara, pero cuando se regala, si se hace de corazón es lo más importante.
    No veas la sorpresa que me has dado con estas piruletas. Son sencillas y a la vez muy resultonas. Esa mermelada de vino le da el punto elegante y delicioso.
    Cuando leí el título de la entrada, pensé que la habías hecho tú y me y me he dicho, "así aprendo". Llevo tiempo queriendo probar con una de vino y no lo he hecho.
    El que estén horneadas es un punto a favor ya que son mucho más sanas.
    Y por último, que quedan muy chulas y atractivas para cualquiera que se siente a tu mesa.
    Encantada y feliz de tenerlas en 1 más o menos 100. Muchísimas gracias feliz día y feliz fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es la mejor manera de celebrarlo, con algo especial para comer o para postre, sin necesidad de tirar la casa por la ventana con grandes gastos, algo para comer es el mejor detalle de amor.
    Unas piruletas sin duda muy ricas con ese delicioso relleno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. que receta mas original, me ha encantado, quiero probarlas.

    ResponderEliminar
  5. Hola lola! Esas piruletas vienen perfectas para celebrar cualquier evento o para cuando nos apetezca que tienen que estar bien ricas te copio la idea que yo también tengo algún botecito de mermelada que me han regalado y no se donde poner y a si celebramos el amor la amistad y lo que haga falta
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Pues puestos a festejar queda claro que hacerlo con una receta como esta y sorprender a tu pareja me parece una idea fantástica, Lola, estas piruletas entran por los ojos nada más verlas

    Abrazos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  7. Lola que las fiestas te gustan eso esta mas que claro ... pero a quien no ...
    Y si conlleva con ello degustar algo rico mucho mejor.
    Los socorridas que son esas obleas que tanto bueno nos dan... como este relleno que has puesto y que además es cocina de aprovechamiento... que mas se puede pedir para regalarnos un buen rato de sabor.
    Que paséis un buen día 💟
    Besosssss😙

    ResponderEliminar
  8. Lola que cosa mas rica y original besitos y feliz finde

    ResponderEliminar
  9. Una buena idea. me quedo con la receta. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Sencillas, vistosas, resultonas y seguramente deliciosas, pues al queso le suele ir muy bien la mermelada. Unas piruletas para lucirse con los comensales, tanto si hay algo que celebrar como si no, pues una mesa bien puesta o un plato bien presentado es algo que no hay que reservar sólo para determinadas fechas o eventos.
    Un beso Lola y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Muy originales y deben de estar deliciosas, una buena receta, un beset

    ResponderEliminar
  12. Qué originales y que chulada Lola!!
    Yo la mermelada de vino tinto la utilizo mucho para endulzar las salsas, sobre todo para la reducción de vino tinto. Le da un toque muy especial.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Lola que me gusta, que bien has realizado estas piruletas y el relleno de la mermelada ha debido de dar como resultado un espectacular contraste. Besos

    ResponderEliminar
  14. Me parecen perfectas para celebrar un día especial, te han quedado muy bonitas, y con ese relleno tiene que ser una pasada. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Esas piruletas tienen que estar de vicio!! me ha encantado eso de la mermelada de vino, seguro que le da un toque delicioso!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Hola Lola!! Bueno, ahora que lo dices yo si le hubiera hecho una forma de corazón a las obleas, y porque no las puedo pintar de rosa, que si no, también pintaba las piruletas, ja, ja. Que no, que no, que no hace ninguna falta, que así estás perfectas. Pero mira, esto de tener el blog, nos hace subirnos al carro y celebrar todo, así le da vidilla al blog y pensamos en hacer algo diferente. Y con el blog, es una forma de expresar que no hace falta gastarnos el dinero comprando nada que realmente no necesitamos, lo hacemos con comida, una comida rica y distinta de lo que solemos hacer para el día a día. Es bonito que te regalen comida o algo hecho por uno mismo. Yo tengo muchas alumnas de las que son más mayores que me regalan cosas muy chulas que hacen ellas, como broches, cosas de encaje, punto y varios tipos de manualidades que valoro muchísimo, pues igual con la comida, es para apreciar.
    Y tus piruletas me han encantado, el queso y las mermeladas combinan muy bien, así que la mezcla con tu mermelada de vino es fantástica, una buena manera de reciclar y disfrutar a la vez. Venga, viva el amor el día 14 y siempre. Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado un aperitivo muy original y seguro que muy rico.... Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa, muy buena salida y muy original. Te han quedado unas piruletas dignas de cualquier catering de lujo. Además, el queso combina muy bien con las mermeladas, y si es de vino , todavia mejor. 👏👏👏😘😘

    ResponderEliminar
  19. Lola, te han quedado monas y cuquis cuquis, estas cosas de masa rellenas y encima con esa original mermelada me encantan, además es un aperitivo ideal para cualquier evento, ya sea más formal o una sencilla fiestecita de cumpleaños y amigos. Son una monería. Nosotros no celebramos esta fiesta de san Valentín tan comercial y me ahorro más adjetivos por respetar a los comerciantes que tienen que vender y no te digo los grandes almacenes...lo que pienso.
    Un aperitivo de "10" y una mermelada que en la vida he probado, pero que ya sabes que yo no le hago ascos a nada, casi todo me gusta.
    Feliz domingo, hoy con un tiempo de primavera, buen anticipo para nuestros carnavales.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué delicia de aperitivo, y qué monada de presentación!. Es ideal para cualquier día, sea San Valentín o no.
    Yo no soy muy partidaria de ese día, aunque me parece estupendo que se celebre por parte de quien le guste, pero con estas piruletas seguro que se triunfa en cualquier celebración.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  21. Lola, me gusta la idea de hacer estas empanaditas en piruletas, le da un aire divertido, la mermelada de vino tinto debe ser todo un lujo y más si la combinamos con queso crema, que me gusta tanto comer una tostada así en el desayuno, aunque la de vino tinto aún no he probado y que tendré que echar ojo en el super a ver si hay alguna ;)
    Besos y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  22. Me parecen ideales!!, ya se me has solucionado la cena, pero las rellenaré con queso y membrillo...qué opinas?. Besines guapa!!

    ResponderEliminar
  23. Holaaaa!!! espectacular receta, para quedar de lujo con el mas exigente....me parece una idea genial.

    ResponderEliminar
  24. Lo de la mermelada de vino me ha sorprendido, aunque a mí se me hace la boca agua pensando en el queso blandito de pasar por el calor y ya digo el sí quiero. Un besote.

    ResponderEliminar
  25. Hola Lola, ya sabes que yo soy de celebrar y festejar, siempre me gusta . Tú no has podido decirlo mejor y demostrar con este post que no hace falta gastar para celebrar. Me has enamorado Lola, lo haces siempre. Un beso

    ResponderEliminar
  26. Una manera muy original de preparar unas piruletas que sin duda con la mermelada de vino tinto tienen que estar espectacular. Me encanta la presentación. Besos

    ResponderEliminar
  27. Unas piruletas, para celebrar todos los dias del año.

    ResponderEliminar
  28. Siempre hay que celebrar todos los días , sin dejarnos llevar por imposiciones que solo provocan consumismo , estoy completamente de acuerdo con tu apreciación.
    Estas piruletas son deliciosas para cualquier momento , qué buena combinación la del queso con esa mermelada.
    Un abrazo Lola y feliz semana.

    ResponderEliminar
  29. Estas piruleta tienen una pinta estupenda seguro que estaban para chuparse los dedos. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  30. Push me up against the wall and do dirty things to me. Hey, i am looking for an online sexual partner ;) Click on my boobs if you are interested (. )( .)

    ResponderEliminar