martes, 14 de mayo de 2024

Tarta tatín de fresas

 Mi repostería es sencilla, a ser posible con fruta y que esta sea del tiempo. Una tatín cumple esos requisitos, por eso más de una tengo ( véase un ejemplo). Pero mi poca habilidad repostera me juega algunas malas pasaditas, como al darle la vuelta quedar feucha por no darme cuenta de que las fresas se deshacen con facilidad, convirtiéndose casi en una mermelada. Me he permitido un truco para mostrarla, cortar un trozo de la parte que quedó más vistosa, ya que buena estaba. Tiene el sabor dulce y ácido de la fresa, poca azúcar, a la base no le puse, consideré que no le hacía falta, y nos supo bien, pero los más golosos, ya sabéis. Es un postre muy rico, también una merienda y si nos soltamos la melena, ¿por qué no un tentempié?



Ingredientes:
Masa:
-200 g de harina
-90 g de mantequilla
-50 ml de agua muy fría
-1c/s de aceite
-1 cucharadita de sal
Relleno:
-500 g de fresas (aprox.)
-6 c/s de azúcar
-2 c/s de agua
-1 chorrito de zumo de limón



Preparación.
Primero hacemos la masa, la preparé sin huevo porque es la que más nos gusta, pero también es cierto que si nos pasamos de horno queda dura, así que os dejo esta otra por si os parece mejor. Ponemos la harina en un cuenco con la sal y la mantequilla fría, la vamos trabajando con los dedos hasta que quede arenosa, añadimos el agua y el aceite. Mezclamos un poco, hacemos una bola, la envolvemos en film y la llevamos a la nevera durante media hora como mínimo.
Lavamos las fresas, quitamos las hojas y las partimos por la mitad. Reservamos. En un cazo ponemos el azúcar con el agua y unas gotas de zumo de limón. Lo calentamos y dejamos  hasta conseguir un caramelo, solo se mueve en círculo si se hace más por un lado que por otro. Echarlo inmediatamente en el molde donde vayamos a hacer la tatín. Movemos para que el caramelo cubra todo por igual. Colocamos las fresas encima, las puse boca arriba, tapando el fondo.
Sacamos la masa de la nevera, ponemos harina sobre la encimera, la estiramos con un rodillo hasta conseguir el diámetro del molde. Tapamos con ella las fresas, remetiendo la masa bien por los lados. Pinchamos con un tenedor e introducimos en el horno precalentado a 190 grados, unos 30 minutos aproximadamente. Sacamos, dejamos atemperar, ponemos un plato o fuente encima y damos la vuelta. Como el relleno quedó como una mermelada, lo tuve que recomponer un poco para que quedara bien distribuido. 
Solo queda disfrutarla. 



Compartir:

18 comentarios:

  1. Buenos días Lola, hoy coincidimos en el ingrediente. Tu tarta Tatin no es fea porque la fruta se deshaga, a mi me parece muy atractiva y rica, como si fuera una capa sabrosa de mermelada y con poco azúcar como nos gusta en casa también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lola. Seguro que si me da por hacer esta tarta aparece en el suelo jj y es que lo de dar la vuelta es un tanto complicado jj.
    Nunca me he propuesto hacer este tipo de tarta, creo que por el inconveniente al darle la vuelta, aunque en alguna ocasión tendré que intentarlo, más que nada para ver como resulta el intento jj.
    Tanto monta como monta tanto, te aseguro que me comería un buen trozo de la parte que me pusieras, porque estoy seguro de que tiene que estar exquisita.
    En lo referente a lo que dices en tu comentario a mi última entrada, no tengo duda de que una madre es todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. So fruity and delicious...perfect for the strawberry season!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Lola. Me veo reflejada cuando hablas de poca mano en la repostería pero en esta tarta no tienes razón porque se ve bonita y eso que la fresa no es fácil de tratar en según qué casos.
    Estoy disfrutando con solo saber lo buena que está.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola .
    A mi me gusta que se haya deshecho , es como si tuviera dos texturas , una más líquida tipo mermelada y otra de trozos que la hace muy sugerente .
    Al ver la foto he salivado, te lo prometo , pues hoy tengo unas ganas locas de algún capricho para la merienda pero pocas ganas de hacerlo ja ja ja .
    Días tontorrones …
    Un beso y buena tarde amiga .

    Bego de Acordes Culinarios

    ResponderEliminar
  6. Una tarta deliciosa para aprovechar las últimas fresas de la temporada que ya mismo nos quedamos sin ellas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Buenas noches Lola. Sinceramente yo la veo muy bien y que conste que no es peloteo, simplemente opinión 😉 cierto que es un poco complicado darle la vuelta y más cuando la fruta deja su jugo...pero el resultado ha sido muy bueno 👌
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Hola Lola! Quedó de maravilla, con este color tan bonito y brillante, provoca un gran trozo con una bola de helado. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Uy me dio una gana. Gracias por la receta. La hare pronto. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  10. No te quites mérito, el hacer una tatin de fresas es difícil y requiere experiencia, la ración te ha quedado sorprendente, para abrir el apetito a cualquiera y repetir, no soy golosa pero las frutas me encantan y si son fresas...
    Recuerdo haber hecho tartas de este tipo con manzanas y también con plátanos, les ponía una base de caramelo en el fondo de la fuente para horno y siempre me han quedado bastante bien, el hacerla con fresas es para nota.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa, no te quejes tanto que la tarta tatin no es de las más bonitas . Yo creo que te ha quedado más llamativa que la de manzana, ese color de la fresa es mucho más bonito. Seguro que te ha quedado increíble de sabor, no lo dudo. Y visualmente no está nada mál. Besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Lola! No te preocupes por la aventurilla que nos cuentas, porque ya te digo yo que a más de una (y me incluyo), nos hubiese pasado lo mismo, si hubiésemos querido hacer una tatín de fresas. La mermelada era inevitable, porque el calor las deja tan tiernas que el haber podido darle la vuelta y salvarla ya es tener arte y soltura en la cocina como tienes tú y además... lo importante es la buena idea que has tenido de hacer una tarta invertida de fresas y que encima buena estaría, para hacer otra igual este fin de semana si o sí, porque solo hay verla... a mi me encanta. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Hola Lola!. Antes de leer todo yo he pensado que llevaba una capa de mermelada por encima así que de fea nada te quedo vistosa y seguro que un buen bocado. Con fresas así el vuelco delicado como bien dices, yo no lo he hecho nunca, pero pensando en que quedará como una mermelada será cuestión de probarlo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Hola Lola!! Qué postre tan rico traes, me encantan las tartas tatin, además, con tanta fruta como llevan, no son una mala opción de postre, aunque ya sabemos que no es ligero precisamente, pero el que lleve tanta fruta, lo hace siempre mucho mejor. Pues te lo digo sinceramente, a mí me hubiera pasado lo mismo que a ti con las fresas, no hubiera caído en que es cierto que las fresas al calentarse se quedan blanditas y tipo mermelada y mira que yo sí que estoy acostumbrada a repostear. No hubiera sido hasta que no la hubiera visto terminada que me habría dicho que era lógico que me pasara eso, pues la fresa tiene mucha agua. Pero bueno, es sólo su presencia, que es verdad que siempre buscamos que nuestro plato tenga la mejor, pero lo que debe primar siempre es el sabor, y en esta ocasión, lo has clavado, pues tiene que estar rica, venga, vale, tal vez yo le hubiera puesto un poco más de azúcar, creo que a la base, pero ya sabemos, yo soy excesivamente golosa, ja, ja, así que mejor optar por tu receta tal cual mucho más saludable. E incluso creo que para la tatin no me hubiera quebrado la cabeza en exceso y le hubiera puesto una plancha de hojaldre sin más para una versión exprés, así que sea como sea, es un postre 10 en toda regla. ¡¡Gracias por la idea!! Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Lola,
    Siempre optamos por la vista y es normal porque a través de la pantalla no podemos saborear.
    La fresa es blanda y en cuanto toma calor pasa eso, se deshace.
    Seguro que rica está un montón.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  16. Lola, soy muy patoso con la repostería, no te imaginas cuánto. De todas formas lo que yo veo en el plato es una tarta tatín de fresas que entra por los ojos nada más verla y que me comería encantado de la vida

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Buenas tardes, Lola: perdona que te lleve la contraria, pero no creo que seas poco habilidosa con la repostería, más bien todo lo contrario y en el blog tienes pruebas que lo demuestran. Tampoco pasa nada porque las fresas se te hayan desecho un poco, así tiene el encanto y el aspecto de una tarta casera. Y como os ha gustado y estaba rica, nada que objetar. La próxima vez, reservas unas fresas y se las colocas por encima de adorno y tan cuqui jejeje,
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Lola, tu reposteria es muy sabrosa y nada sencilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar