viernes, 29 de noviembre de 2019

Lubinas al horno con piñones

La lubina es un pescado blanco que ofrece cantidad de posibilidades en la cocina, asequible con respecto a otros, sabroso y jugoso por si mismo. Cuando vi estas piezas tan hermosas tuve claro que las compraría para hacerlas al horno, que junto con la plancha, es como más nos gustan. Las acompañé de una sencilla salsa de piñones que está buenísima, y antes de que digáis nada, ya sé que están bien caros, pero son poquitos. Tan cerca de Navidad como estamos, vamos pensando menús destinados a ella. Soy de la opinión que no por muy elaborados son mejores, muy al contrario, ya que no deben quitarnos mucho tiempo para pasarlo con la familia y amigos. No solo hay que enfocarlo todo en comidas y regalos, lo importante es compartir momentos agradables que en muchas ocasiones solo pueden darse en fechas concretas del año. La mesa es el punto de encuentro y sí, claro que nos esmeramos en la comida, pero no puede ser el todo, solo una parte.
Espero que estas lubinas os inspiren una forma de preparar el pescado y acompañen una buena velada.



Ingredientes:

-2 lubinas (500 g cada una aprox.)
-2 dientes de ajo
-1 cebolla
-1 vaso de vino blanco
-25 g de piñones
-Perejil picado
-Aceite, sal y pimienta



Preparación:

Se limpian las lubinas, si no lo ha hecho el pescadero, quitando tripas, escamas y aletas. Se salpimientan y se colocan en una fuente de horno. Se pica la cebolla menuda y los ajos. Se fríen en un fondo de aceite. Se añade el vino y se retira del fuego. Se vierte este sofrito sobre el pescado junto con los piñones y el perejil picado, que queden bien rociados, incluso se rellena con esta salsa el interior de las lubinas por la abertura de las tripas. Se introducen en el horno a 200 grados unos 25 minutos, el tiempo dependerá del tamaño de las piezas. Una vez estén hechas, se sacan y se espolvorean con un poquito de perejil, pero ésto es optativo, y ya estarán listas para consumir.


Compartir:

27 comentarios:

  1. ¡Buenos días Lola! Es verdad que los piñones son caros, pero considerando la cantidad que se utiliza y que tampoco es un producto de consumo diario, tampoco es que sea una locura si lo hacemos de vez en cuando. Hay cosas más caras y no pensamos en el precio cuando lo hacemos, en fin, solo es cuestión de prioridades, como la que yo tengo ahora mismo, y sería introducir tus lubinas en uno de nuestros menús para estas fiestas, pero será imposible, a 30 personas sentarlas a la vez y con el pescado a punto es complicado en la cocina de una casa, por muy bien organizado que lo tengamos todo. Pero para un día que seamos menos seguro que las hago porque me ha encantado, tu plato como siempre es de los que yo disfruto desde incluso, el momento de la compra, por la calidad de los ingredientes y la sencillez de elaboración, y luego en la mesa es un deleite absoluto, la lubina es un pescado sabroso y que viste mucho el plato, además es fácil de comer ya que no tiene esas espinas minúsculas que dificultan el comerlo.
    Hoy nos haces una propuesta de lujo, con un plato exquisito. Ya ves, a mí me invitas a comer cuando quieras, que seguro me sentiría como en casa.
    Besos, disfruta un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes con la cantidad de posibilidades de la lubina. Es muy versátil en la cocina y su textura y sabor es muy rica. Me ha encantado la receta con el toque de piñones, Una receta de sobresaliente, un beset LOla

    ResponderEliminar
  3. La lubina al horno es como más me gusta. Queda muy sabroso y sin aportarle más grasas de las necesarias. En casa lo preparamos muy similar. bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Una reflexión muy interesante mi amiga Lola: Nos esmeramos en la comida pero no puede ser lo único. A mí la lubina me gusta bastante, la hago poco porque mi señor esposo es bastante carnívoro y el pescado no es muy de su gusto. ME encanta tu receta. La salsa de piñones no sé si me gustaría ya que no soy muy fan de ellos.

    La idea me parece magnífica para cualquier reunión ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Lola!! Bueno, es cierto que son caros los piñones, pero para ponerle un toque rico a la comida de vez en cuando, no importa, tenemos que darnos estos caprichos culinarios, mejor que comprarnos una nueva camisa si tenemos el armario repleto, y aún así seguro que son más baratos los piñones.
    Me gusta la lubina, un pescado muy fino y rico. Veo que tú has elegido unos ejemplares maravillosos, entran por los ojos que no veas. Vamos, para mí has acertado de pleno hoy con esta estupenda receta. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Navidad es algo más que comida y regalos. ¿Te imaginas servir ese día unas patatas con huevos fritos? Seguro que más de uno estaría contento!! Jejeje.
    Pero vamos que con estas lubinas también tendrás a tus comensales contentos, pues te han quedado muy ricas y con esos piñones ya se ven totalmente festivas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Lola nunca la he comido. Pero bueno... en casa entra poco pescado y mira que a me encanta. Y cuando hago algo o es sin espinas o es solo para mi.
    Este plato con los piñones debe de estar muy rico. Me gusta cuando se hace en el horno, queda un sabor a asado muy rico.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hoy tu reflexión me parece muy acertada , son cosas que se olvidan tantas veces que es necesario recordarlo.
    Esta receta me parece de lujo, aunque he de reconocer que la lubina no se encuentra entre mis pescados preferidos, la puedo acoplar igualmente a otro tipo de pescado que se le asemeje.
    Te mando un super abrazo y te deseo un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Lola desde el pescado hasta la salsa me encanta , feliz finde besitos

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la lubina al horno es un plato que prepara mucho mi madre. Un besote y feliz semana

    ResponderEliminar
  11. que maravilla, te ha quedado un plato super apetitoso

    ResponderEliminar
  12. Las lubinas y doradas son los pescados que más consumimos en casa. Me encanta la preparación que en esta ocasión has realizado con la lubina, tomo muy buena nota. Besines!!

    ResponderEliminar
  13. Esta receta me parece extraordinaria...tengo que hacerla si o sí!

    ResponderEliminar
  14. Un pescado que da un resultado muy bueno, en el horno o a la plancha quedan muy buenas y con esa salsa que queda...perfectas
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola Lola, tienes mucha razón si el producto es de buena calidad no necesitamos enmascararlo con salsa y demasiadas elaboraciones. La lubina es un pescado excelente y me encanta . La receta que hoy nos has preparado es ideal para un menú navideño. Tomo nota de ella. besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola. En ocasiones preparo las doradas de forma idéntica a como tú has hecho estas lubinas y la verdad, que quedan muy ricas. Y siempre con piñones de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), que es cierto que son caros, pero no se pueden comparar en aroma y textura a los piñones que se pueden comprar a mucho menos precio, casi siempre de China y que conste que no tengo nada en contra de ellos, pero no hay color. Además tampoco se usan tanto en la cocina y lo mismo que compro azafrán (que igualmente no es barato), compro piñones de Pedrajas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola, qué rico pescado Lola. Lo has preparado con mucho gusto y me parece un plato perfecto para estar presente en las mejores mesas, Un éxito asegurado para degustarlo en navidad. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  18. Jo, me paso el día diciendo "tengo que hacer un pescado así de rico al horno", pero nunca me arranco... Qué buena pinta. Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Lola, llegó tarde pues estoy de obra en casa (solo una habitación y parece que es toda la casa...) ando loca.
    Me encanta la lubina y los piñones, cada vez que veo piñones me da rabia pues los tengo que comprar pues pues me los roban todos los años. Una cosa mala.
    En fin, tú pescado digno de una mesa de fiesta. Lo haré para variar mi simple pescado al horno sin mucho más.
    Mil besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  20. Es una forma sencilla de preparar este pescado y los resultados, por lo que se aprecia en tus fotos, son asombrosos.
    Me gustan las lubinas y preparadas con esa salsita de piñones y cebolla, tienen que estar para festejar algún acontecimiento.
    Has tenido una gran idea.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola. Soy más de pescado que de carne y la lubina al igual que la dorada me gustan mucho. Creo que es una propuesta muy interesante para las fechas que ya están al caer. dices bien, los piñones no están baratos jj pero para adornar un plato como este bien merece el gasto.
    Un plato estupendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Yo nunca le digo que no a unas buenas lubinas Lola y si encima tienen esta presentación mucho menos.
    Se ven riquísimas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Claro que si, las navidades son mucho más que comida y regalos, pero ninguno de los dos puede faltar según el presupuesto que cada uno pueda permitirse. De todas formas por muy buena comida que pongamos lo mejor es la sobremesa, verdad? Tu pescado es un lujo y esa salsita le va de maravilla.
    Por cierto, he leido algún comentario tuyo en otros blog y dices que te vas a someter a una pequeña intervención. Te deseo que salga todo bien y que tengas una recuperación rápida y estés con nosotros pronto.
    Un abrazo grande y mucha suerte guapísima.

    ResponderEliminar
  24. Me parece un plato totalmente Navideño, sencillo de preparar pero con mucho saborrrrrr.
    Besossss

    ResponderEliminar
  25. Qué plato tan rico y completo has preparado, me parece ideal para estos días de fiesta.... Besos

    ResponderEliminar
  26. Hola! Ando un poco con retraso con las visitas a blogs, así que aqui vengo a ver esta lubina que me parece una delicia. Y un plato para fiestas perfecto. En casa siempre cae alguno con pescado y este me parece muy bueno :)

    ResponderEliminar